La provincia no dispone de una sola plaza libre en ningún centro público destinado a enfermedades mentales. Ya son mil las personas que están a la espera en los diferentes municipios alicantinos y que, en muchas ocasiones, llevan años solicitando una y otra vez a la Conselleria de Igualdad que tenga en cuenta su situación.

Fuentes del Consell han asegurado a este medio que con el anterior equipo de gobierno el sistema de salud estaba lejos de dar una respuesta a esta carga y que en la actualidad se está trabajando encarecidamente por recortar la lista de espera, añadiendo que en los últimos años existen más peticiones por parte de los usuarios «al comprobar que por fin la administración autonómica es consciente de la alta demanda existente».

La previsión de la Conselleria es crear 638 plazas durante 2017 y 2018, con un presupuesto de 8.840.000 euros en obras, 3.073.000 euros en equipamiento y 3.443.970 euros en mantenimiento. Durante este ejercicio ya se han creado 170 en centros de día, de atención temprana, ocupacionales, residencias, centros específicos, espacios de rehabilitación e integración social y viviendas tuteladas de la provincia. Las cifras ascienden a 673 a nivel autonómico. Según han informado fuentes del Consell «ha sido la primera vez en diez años que se han sacado a concurso espacios residenciales para enfermos mentales graves».

Según aseveran las mismas fuentes «se privatizaron todos los servicios con la gestión del anterior gobierno y ahora reforzamos el trabajo con asociaciones sin ánimo de lucro, en ocasiones por familiares de enfermos, además de con las entidades privadas por los contratos que ya existen».

Tener una enfermedad mental supone, además, una enorme carga de prejuicios puesto que, lamentablemente, las personas con estos problemas generan entre la población prejuicios y discriminación. Los especialistas destacan la necesidad de no avergonzarse, acudir a grupos de apoyo, hablar en contra del estigma y principalmente asumir el tratamiento.

Desde las diferentes unidades de hospitalización psiquiátrica se trabaja por normalizar la enfermedad y recuerdan que afectan independientemente de la edad, cultura, raza, sexo, etnia o posición económica, y dificultan el bienestar físico, mental y emocional de una persona exactamente de la misma forma en que lo haría la enfermedad coronaria o la diabetes. Para ello, los profesionales piden que se deje de lado cualquier noción preconcebida y se conozca y comprenda.

Trastornos de la personalidad, depresiones, esquizofrenia, psicosis u obsesiones. Hay una gran variedad de problemas mentales y representan el 12,5% de todas las patologías. Según apunta la Organización Mundial de la Salud, la prevalencia de estos casos continúa aumentando y el objetivo en todo momento debe ser proporcionar servicios completos, integrados y con capacidad de respuesta. Para superar esta brecha, la OMS utiliza técnicas, instrumentos y módulos de capacitación para ampliar la prestación de servicios.

Valoraciones

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas considera que son los profesionales del ámbito socio sanitario los que conocen de manera cercana y objetiva a la persona en estas situaciones. Para ello, ha ofrecido diferentes cursos de formación con el fin de realizar las valoraciones junto al personal de Servicios Sociales de los distintos ayuntamientos en una firme apuesta autonómica por municipalizar el sistema de valoración con el fin de favorecer la proximidad a las personas.

Enlace de la noticia: http://www.diarioinformacion.com/alicante/2017/12/...