La Diputación de Alicante destinará este año 300.000 euros a la restauración de zonas degradadas por el vertido incontrolado de residuos. Un total de 18 municipios de la provincia se beneficiarán de este paquete inversor que, además de la limpieza y retirada de escombros, muebles y enseres abandonados, contempla la mejora paisajística de las parcelas y la recuperación de la cubierta vegetal de la zona.

Todas las actuaciones serán realizadas por la Diputación de Alicante, que se encargará también de la redacción de los proyectos necesarios para su ejecución y de la dirección de obra”, ha explicado el diputado de Medio Ambiente, Miguel Ángel Sánchez.

Los municipios que obtendrán subvención en la Vega Baja son Cox, Dolores, Los Montesinos, Daya Nueva, Granja de Rocamora y Guardamar del Segura. Por su parte, en la Marina Alta y la Marina Baixa recibirán ayudas El Poble Nou de Benitatxell, Calp, Vall de Gallinera y Callosa d’en Sarrià.

Los ayuntamientos de la zona del Vinalopó que están incluidos en este programa son Algueña, Crevillent, Monforte del Cid, Salinas, Santa Pola ySax. El reparto de subvenciones para la restauración de zonas degradadas por el vertido de residuos también llegará a Beniarrés, en la comarca de El Comtat, y a Agost, en L’Alacantí.