Un equipo multidisciplinar de psiquiatras, psicólogos y trabajadores sociales atenderá a los entornos familiares que sufren de manera más dramática las consecuencias del coronavirus

La Diputación de Alicante ha abierto una línea de apoyo y asesoramiento dirigido a los familiares de pacientes ingresados en las UCI por COVID-19. La iniciativa la ha puesto en marcha el Instituto Alicantino de la FamiliaDoctor Pedro Herrero (IAF), organismo autónomo de la institución provincial, en coordinación con la red de hospitales de la Conselleria de Sanidad Universal.

Un equipo multidisciplinar de psiquiatras, psicólogos y trabajadores sociales especializados en terapia familiar atenderá por teléfono a aquellas familias que sufren de manera más dramática las consecuencias del coronavirus.

Los objetivos son disminuir el impacto estresante que produce el ingreso en la UCI de un familiar por COVID-19 y ofrecer apoyo a la familia que se encuentra atravesando esta situación, según explica el diputado provincial del centro Doctor Esquerdo y Familia, Juan Bautista Roselló.

La iniciativa va dirigida a las familias que residen en la provincia de Alicante que tengan algún miembro ingresado en la UCI por COVID-19.

Quienes estén en esta situación pueden ponerse en contacto con el Instituto de la Familia en el teléfono 965 93 93 91. Personal de este centro recogerá los datos de los familiares y les asignarán un terapeuta que a la mayor brevedad de tiempo posible iniciará el seguimiento.

Somos conscientes de que el aislamiento, tan necesario para evitar contagios, produce angustia e impotencia a los familiares de un paciente ingresado en la UCI. Además, la incertidumbre sobre la evolución de la enfermedad y la imposibilidad de contacto directo aumentan la angustia de los familiares”, ha explicado Roselló.

El equipo del IAF se ha puesto en contacto con los trabajadores sociales de los hospitales de la provincia de Alicante para la puesta en marcha de esta línea de apoyo psicológico, tal como ha concretado el diputado.