La Diputación de Alicante aprobó ayer la primera inversión, de 250.000 euros, que se destinará a la creación de un Centro de Inteligencia Artificial en la provincia, un ambicioso proyecto de innovación tecnológica y generación de conocimientos que la institución lidera junto a la Universidad de Alicante y la Universidad Miguel Hernández de Elche. El pleno provincial dio el visto bueno a una modificación presupuestaria para dotar esta partida económica con la que se dará cobertura al convenio con la UA para el desarrollo de la iniciativa.

Hoy iniciamos el camino para la puesta en marcha de este centro de trasformación digital, estratégico para el futuro del territorio”, destacóel presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, quien añadió que “estamos dando un paso importante, no solo para la recuperación inmediata del tejido productivo sino también para el cambio de cultura necesario que tenemos que impulsar en la provincia, todo ello de la mano del resto de administraciones”.

En este sentido, el presidente incidió que “lo digital y lo verde se imponen como herramientas de recuperación y futuro”.

Precisamente, el refuerzo de las políticas medioambientales es el objetivo de la nueva convocatoria de ayudas, también aprobada hoy en el pleno con el apoyo de los grupos políticos Popular, Socialista y Ciudadanos y el voto en contra de Compromís, para la concesión a los ayuntamientos de vehículos eléctricos puro o etiqueta cero que soporten la carga de enchufe doméstico destinados a la prestación de servicios públicos.

Según explicó el diputado de Medio Ambiente, Miguel Ángel Sánchez, este nuevo programa está dotado con 2.751.000 euros -procedentes del remanente de tesorería- y los vehículos serán adquiridos por la Diputación de Alicante. Estos podrán ser utilizado por los municipios beneficiarios para servicios de seguridad y orden público, protección civil o recogida, eliminación o tratamiento de residuos. Una vez se publique la convocatoria en el BOP, los ayuntamientos dispondrán de un plazo de 20 días naturales para solicitar la ayuda no dineraria.

Desde la Diputación de Alicante queremos fomentar y potenciar la movilidad sostenible en nuestros municipios en el marco de la lucha contra el cambio climático y la Agenda 2030”, manifestó el responsable provincial, quien apuntó que se dará prioridad en las subvenciones a las localidades de menor población.

Por otra parte, en materia cultural, la Corporación respaldó por unanimidad la consignación de un crédito extraordinario por valor de 280.000 euros destinado a ayuntamientos de la provincia para impulsar la celebración de un Festival de Artes Escénicas Profesionales el próximo otoño. Se trata de una de las medidas planteadas desde el Área que dirige la diputada de Cultura, Julia Parra, para poner en valor y reactivar el sector tras el cierre de centros y actividades con motivo de la pandemia de coronavirus.

La también vicepresidenta primera destacó que “el objetivo es financiar medidas dirigidas a paliar las devastadoras consecuencias económicas que están sufriendo las empresas y profesionales vinculados a las artes escénicas como consecuencia de la crisis”, al tiempo que puso en valor “la apuesta de la Diputación de Alicante por la cultura, que cada año realiza un gran esfuerzo inversor con el que se intenta paliar la falta de colaboración de la Generalitat”.

El pleno celebrado en la mañana del día de ayer también dio el visto bueno, de nuevo con el respaldo de todos los grupos salvo la formación nacionalista, a la modificación y reajuste de anualidades del Plan de Obras y Servicios de 2019. El diputado de Infraestructuras, Javier Gutiérrez, defendió esta medida “con el fin de agilizar la recepción de las subvenciones por parte de los municipios y asegurar al máximo la ejecución presupuestaria”. Este punto ha incluido también la modificación de la financiación de las siete actuaciones incluidas en el plan especial de 2019 que se llevarán a cabo en Finestrat, Xàbia, Los Montesinos, Pego, Rafal, Redován y Tibi, con un importe global de 9,8 millones de euros, de los cuales la Diputación aporta 6,2 millones. Según Gutiérrez, “de esta forma damos seguridad a estos municipios, cumpliendo con los compromisos adquiridos por esta institución”.


Mociones y propuestas

En el apartado de propuestas y mociones, la corporación aprobó una moción presentada por los dos grupos del equipo de gobierno –PP y Cs- para instar al Gobierno de España a no apropiarse de los recursos de las entidades locales. El texto ha contado con el apoyo del Grupo Compromís, tras incorporase una enmienda presentada por su portavoz, Gerard Fullana, -en la que se solicitaba la eliminación del primer punto del escrito original- y el rechazo del Grupo Socialista.

La diputada de Hacienda, María Gómez, quien recordó que ayer se publicaba el Real Decreto que establece el traspaso del superávit por parte de los ayuntamientos al Gobierno central tras el acuerdo con la FEMP –con el único voto favorable del PSOE-, manifestó el “absoluto y profundo rechazo” a esta medida.

Quieren apropiarse de los ahorros de los ayuntamientos, atacando la autonomía municipal”, criticó Gómez, quien acusó a los socialistas de “ir en contra del municipalismo” y de “romper de manera unilateral el consenso” que ha imperado en esta materia “durante toda la democracia”.

Por su parte, el portavoz de Cs, Javier Gutiérrez, manifestó el rechazo del equipo de gobierno de la Diputación “a cualquier medida destinada a esquilmar a nuestros municipios” e instó al Ejecutivo central “a escuchar las demandas de las entidades locales, que reclaman disponer del 100% de sus ahorros para destinarlos a paliar los efectos directos que esta epidemia ha tenido en favor de los vecinos”. “El Gobierno está comprometiendo el fortalecimiento de la administración municipal, su autonomía y suficiencia financiera al apropiarse de fondos con el pretexto de que no pueden gastarlos”, añadió.

Fullana recriminó, asimismo, a los socialistas que ahora apoyen “lo contrario a lo que siempre han pedido”, mientras que la portavoz adjunta del Grupo Socialista, Patricia Maciá, acusó al resto de formaciones de “no presentar una alternativa y desconocer el acuerdo”.

En otro orden de cosas, se ha acordado que la Diputación siga impulsando junto a las Cámaras de Comercio de Alicante, Alcoy y Orihuela la apuesta por la transformación digital de los sectores productivos mediante el programa InnoCámaras. El texto aprobado ha sido la enmienda presentada por los grupos del equipo de gobierno a la moción del Grupo Socialista en la que se pedía la puesta a disposición de pymes y autónomos de una línea de ayudas para proyectos de digitalización de empresas. El diputado de Desarrollo Económico, Sebastián Cañadas, defendió el cambio del texto original al entender que la gestión de las ayudas a través de la entidad cameral “era la fórmula más adecuada”.

Finalmente, la corporación respaldó por unanimidad un texto presentado por el portavoz de Compromís para instar al Gobierno a iniciar los trámites para conseguir las modificaciones necesarias en la Ley General de la Seguridad Social para casos de jubilación anticipada.