El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad, CERMI, denunció este lunes ante el Defensor del Pueblo a los ayuntamientos españoles que incumplen la cuota legal mínima de taxis accesibles que entró en vigor el pasado día 4 de diciembre.

Según ha podido averiguar ÁGORA HABLA, en Villena se viene hablando de este caso desde hace mucho tiempo. Bien es cierto que no ha existido presión por parte de algunas asociaciones, al carecer de mercado este tipo de vehículos.

No obstante, y desde los tiempos en el que estaba de concejal Francisco Montilla, los taxistas incumplen lo que ha denunciado CERMI, ya que todo lo que se avanzó en dichas reuniones no quedó por escrito. Desde Villena, y gracias a la puesta en marcha de la estación de AVE "nos da más herramientas para seguir pidiendo este servicio", apuntan desde una asociación socio sanitaria.

En unas semanas se podría retomar el tema entre el Ayuntamiento y varias asociaciones que solicitan este servicio. No será fácil, ya que según los taxistas "no hay mucho servicio para este tipo de casos, y los coches son muy caros".

Bien es cierto que hay una persona interesada en acondicionar un vehículo y obtener la licencia, y una vez adaptado el coche, poder prestar este servicio.

Como soporte de su denuncia, que también ha sido cursada ante la Oficina de Atención a la Discapacidad del Consejo Nacional de la Discapacidad del ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, el CERMI ha acompañado el informe de situación sobre el taxi accesible a 4 de diciembre de 2017 realizado por la Fundación ONCE y el propio comité , donde queda expresado nominalmente el grado de cumplimiento de cada uno de los ayuntamientos obligados por la normativa estatal.

Según este estudio, el 63 % de los municipios obligados incumplen esta reserva mínima de taxis, contraviniendo la ley nacional, discriminando y excluyendo de su derecho fundamental a la libertad de desplazamiento a las personas con limitaciones de movilidad.