Mari Ángeles es una joven paciente que ha querido compartir su agradecimiento al Servicio de Pediatría del Hospital General Universitario de Elda, con motivo que por su edad va a ser tratada en la zona de adultos en el Día del Niño hospitalizado.

¡Muchas gracias por tus palabras!

"Mi historia empezó hace casi 17 años, el día 10 de julio de 2002 en el hospital de Elda. Todo marchaba según lo previsto, yo venía al mundo. A las treinta horas de nacer, sufrí una hipoglucemia severa, vinieron los pediatras y me ingresaron en neonatos.

Me diagnosticaron mi enfermedad “Panhipopituitarismo”, es un déficit de todas las hormonas que produce nuestro cuerpo, así es como empezó mi andadura por este hospital donde semana sí, semana no, acudía a analíticas, controles y múltiples ingresos.

Cuando acudía aquí, entre todas las hospitalizaciones, aun teniendo muchos diagnósticos muy misteriosos, siempre he estado a gusto gracias a todo el equipo de pediatría.

Mis enfermeras del hospital de día, Carmen y María Luisa, ¡¡que pobrecillas lo que han sufrido conmigo!! Siempre han sido muy buenas, comprensivas y cariñosas conmigo. Pero sobre todo, al que más le puedo agradecer es a mi Gran médico que siempre me ha guiado y sobre todo ayudado hasta mi adolescencia, momento en que yo le decía que no me dejara y siguiera siempre conmigo, el Dr. Fernando Aleixandre.

Una de las mejores ayudas para avanzar ha sido el cole del pijama. Gracias a toda la gente que he mencionado, mis estancias han sido más amenas, les estoy muy agradecida a todos /as. Ahora empiezo una nueva etapa, en la parte de adultos ¡Qué se preparen!

De momento, esta nueva etapa donde ya he asistido unas cuantas veces, me ha aportado, en una de mis estancias más largas, dos amistades muy bonitas y sinceras. Ahora sólo queda seguir y ver cuántas etapas y misterios nos quedan por descubrir".