La Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado (Avecal) y sus socios europeos han participado en el segundo workshop del Proyecto Europeo Success Road, que está financiado por el programa Interreg. En esta ocasión, la organización y la dinamización del evento ha sido realizada por la Agencia para el Desarrollo de la región Mazovia. El evento estaba previsto realizarlo en Cracovia, pero finalmente se ha desarrollado en formato online por la dificultad de movilidad que sigue ocasionando el Covid-19.

En el taller virtual se han dado cita diversos representantes del consorcio implicado en este proyecto, entre los que figuran IVACE y la Confederación Europea de la Industria del Calzado. A lo largo del encuentro, dinamizado por la Fundación de Empresas Familiares de Polonia, se ha podido escuchar y preguntar a varios ponentes expertos en la problemática de la sucesión familiar y propietarios (predecesores y sucesores) de empresas de referencia polaca, entre las que figuraba la empresa OCHNIK reconocida en el sector de la piel y la moda.

A través de expertos en gestión de empresa familiar, se han podido analizar los retos ante los que se enfrentan las empresas familiares polacas a la hora de planificar la sucesión familiar y la transmisión del negocio entre generaciones. Como conclusión, se ha extraído que en su mayoría estos retos son comunes a cualquier empresa familiar. De hecho, aspectos legales y financieros, la falta de planificación de la sucesión, los conflictos y el liderazgo son las dificultades más comunes en España y en el resto de Europa, sobre todo, para las empresas familiares de tamaño PYME. Por ello, la meta de este proyecto es mejorar el proceso de la sucesión y relevo generacional de las pymes familiares desde varias perspectivas que se trabajan semestralmente.

En el segundo semestre del proyecto se ha abordado la formación y el mentoring como herramienta útil para mejorar las complejidades que atañe a la sucesión en la empresa familiar. Este workshop ha sido útil para definir y poner acciones en común para trasladarlas posteriormente a las distintas administraciones europeas implicadas con las empresas familiares, sus predecesores, y sucesores, familiares y equipos directivos, poniendo el foco en el soporte a la PYME.

Entre la cartera de acciones planteadas destacan la puesta en marcha de campañas de concienciación, creación de una plataforma de networking de mentores, formaciones y certificados que garanticen el conocimiento ante el proceso de la sucesión familiar, círculos de confianza para la transferencia de buenas praxis y experiencias reales, así como la realización de webs oficiales para aprender y aplicar el proceso.