A la reunión con la diputada de Vox, Macarena Olona, han asistido por parte de AEGC Alicante el delegado Alonso Carrasco y el subdelegado Carlos González, además del secretario nacional de Relaciones Institucionales Domingo Medina.
En dicha reunión se le ha entregado a la representante de Vox un detallado dossier sobre el estado de la Guardia Civil en la provincia alicantina: falta de medios humanos y materiales, estado deplorable de muchos cuarteles y, sobre todo, una falta de previsión que incide en la sobrecarga de trabajo de los agentes.
En relación al mal estado de los cuarteles Alonso Carrasco y Carlos González han destacado el despilfarro que se esta llevando a cabo en la Comandancia de la Guardia Civil de Alicante en la que, desde hace años, se vienen parcheando los problemas con inversiones que muy bien podrían haberse destinado a la construcción de una nueva edificación para la que ya se tiene el terreno cedido por el ayuntamiento. Desde AEGC se le ha trasladado lo absurdo de invertir en un inmueble que estaba creado para otros usos muy distintos a los que sirve en la actualidad, era un hospital, y que, por tanto, por mucho que se parchea sigue sin ser eficiente para el cometido actual. Además también se ha señalado a la diputada que en la misma provincia hay muchos puestos que están “alquilados” a los ayuntamientos y aún no se ha tomado la decisión de afrontar la construcción de edificios públicos propios. Así están, por ejemplo, en los puestos de Campello y Benissa, la Guardia Civil pagando por ocupar despachos de sus ayuntamientos.
El mal estado del parque móvil ha sido otro de los temas tratados en la reunión con Olana. Vehículos con mas de 300.000 kilómetros e insuficientes para la actual plantilla. Poco más de 300 para los escasos 2700 agentes, lo que les obliga a sacar patrullas de cuatro componentes al carecer los puestos de suficientes coches oficiales. Esto supone un deterioro en el servicio que se está dando en una de las provincias con el índice de delincuencia más alto de España. Además se ha recordado a la diputada que el actual número de efectivos es también insuficiente para el volumen de trabajo y por lo que sería necesaria aumentar la plantilla como mínimo en 500 agentes más ya que la población de la provincia no es la que reflejan las estadísticas sino mucho mayor porque se trata de una zona con mucha población extranjera y mucho turismo durante todo el año.
La presencia en la reunión del secretario de Relaciones Institucionales nacional de AEGC, Domingo Medina, puso también sobre la mesa el incremento de agresiones a los miembros de las FCSE y la falta de protección jurídica de los agentes a los que se considera Agentes de la Autoridad y no AUTORIDAD como viene reclamando AEGC. Este cambio de consideración supondría un mayor castigo a las agresiones que venimos sufriendo. Un desamparo jurídico que también aumentará la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana a la que, como se dejó claro en la reunión, AEGC se opone rotundamente.