El Ayuntamiento de Pinoso inaugurará el próximo viernes por la tarde el Parc de la Vinya con Nit de Vins, un acto que incluirá juegos para los más pequeños, bailes tradicionales, degustación de embutidos y de los vinos de las cuatro bodegas de Pinoso. Las concejalías de Turismo, Cultura y Parques y Jardines han decidido aunar estos elementos para la inauguración de este espacio con el que se rinde homenaje al sector vitivinícola, uno de los más importantes del municipio.

El evento contará con la participación de la Directora General de Turismo, Raquel Huete, el presidente de la Denominación de Origen Protegida Vinos de Alicante, Antonio Miguel Navarro, la presidenta de la Ruta del Vino de Alicante, Mercedes Menor, y el Director del Centro de Turismo de Alicante, Antonio Crespo.

Las actividades arrancarán a las 19 horas con talleres tematizados y de globoflexia para los niños, continuando con la actuación del grupo de coros y danzas Monte de la Sal. Los integrantes de esta agrupación de Pinoso interpretarán varias piezas tradicionales, entre las que destaca “Les vermaores”, dedicada a las mujeres encargadas de recolectar la uva.

VINO PROTAGONISTA

El vino de Pinoso se convertirá también en protagonista. Bodegas Volver, Bodegas Brotons, Bodegas El Sequé y Bodegas Pinoso, ofrecerán sus vinos a los asistentes, que tendrán un perfecto complemento con los típicos embutidos pinoseros, que se encargará de preparar Embotits Rico i Espinosa. Para participar en esta muestra enológica y gastronómica será necesario adquirir un ticket de 5 euros, con el que se podrá obtener una copa de cristal y consumir 4 vinos y dos tapas. Los tickets se podrán adquirir de manera anticipada mañana, jueves 14, y el mismo viernes, de 9 a 14 horas, en el Centre Cultural.

El parque, ubicado en el Badén de Rico Lucas, ha sido remodelado para mejorar la seguridad, incrementar los espacios de sombra y los juegos infantiles, con cargo al remanente de Tesorería para obras de inversión financieramente sostenibles. Su presupuesto asciende a 138.000 euros. Se distribuye en varios espacios: una zona dedicada a eventos en el extremo sur -antes pista deportiva-; el espacio de juegos infantiles y una zona verde dotada de más arbolado, arbustos y plantas, generando más espacios de sombraje.

La fachada norte, la que permite el acceso desde el Badén de Rico Lucas, sigue disponiendo de la fuente de mármol crema marfil, pero, además, se ha integrado un parterre con un pequeño viñedo, elemento muy típico de los paisajes pinoseros y que ahora servirá para identificar este nuevo parque.