Del 18 al 20 de octubre, cerca de un centenar de importantes profesionales y amantes de la piedra seca, venidos desde tierras de Andorra, Cataluña, las Islas Baleares, Murcia, Almería y la Comunidad Valenciana estuvieron presentes en Pinoso durante todo un fin de semana para hablar y debatir sobre la conservación del patrimonio existente y la preservación de un oficio que corre peligro de desaparecer si no se plantea su profesionalización.

Han sido tres días intensos, donde los participantes compartieron experiencias enriquecedoras en torno a la gran riqueza que representa la tradición de construir en piedra seca, promoviendo la conservación de un patrimonio arquitectónico que se ha demostrado de gran valor, que nos habla de unas maneras de vivir y de trabajar, de paisajes marcados por la presencia de construcciones características y de un aprovechamiento esencial de lo que nos ofrece el entorno, en este caso la piedra natural.

Todo ello en las más de medio centenar de ponencias y comunicaciones que se presentaron, y en las dos visitas programadas, una en las canteras de mármol, que tuvo lugar el sábado al mediodía, y la más esperada que tuvo lugar el domingo, visitando los cucos del paraje del Toscar a pesar de la lluvia. Una visita teatralizada, ya que en dos de ellos había sorpresa, dado que dentro salía la actriz pinosera Natalia Bravo para recordar aquellos tiempos en que nuestro término municipal fue llenándose de estas edificaciones.

Viernes, primer día del Encuentro, la inauguración corrió a cargo del alcalde de Pinoso, Lázaro Azorín, Josep Miquel Martí Rom, presidente de APSAT-Asociación para la Piedra Seca y la Arquitectura Tradicionalmente; Carles Cortés, vicerrector de Cultura, Deporte y Lenguas de la Universidad de Alicante; y José Antonio López Mira, Jefe del Servicio Territorial de Cultura y Deporte de Alicante. Algunas de las intervenciones sirvieron para presentar la web de la Generalitat Valenciana sobre piedra seca, destacar cómo está creciendo la Wikipedra desde que fuera creada, y el Ayuntamiento de Pinoso aprovechó para hacer un homenaje a las personas que se han preocupado por mantener ese patrimonio local con el estreno de un audiovisual elaborado por los Medios de Comunicación Municipal, donde participan Juan Francisco Tenza, José García, Pilar Riquelme, Fernando Azorín y sobre todo Juanito Albert, conocido como "Coliflare", a quien se le entregó un detalle recordando que él fue uno de los autores de las orillas cercanas a la ermita del Cabeço en los años 70 del siglo pasado. Además de hacer memoria las construcciones existentes y los trabajos de puesta en valor y rehabilitación, también se presentaron proyectos didácticos para escolares, así como los resultados obtenidos con las nuevas técnicas que se utilizan actualmente para la catalogación de estas construcciones, o proyectos de futuro el uso de la piedra seca en la arquitectura contemporánea.

La participación local en las comunicaciones estuvo a cargo de Juan Francisco Tenza, Concepción Ruiz, Antonia María Perea y Inmaculada Garrigós. Las personas que se habían inscrito en el Encuentro recibieron un certificado de la Universidad de Alicante, que junto con la Consejería de Cultura y entidades del sector privado colaboraron en la organización del evento. En el acto de clausura, celebrado en el local social de Santa Catalina tras una enriquecedora mesa redonda sobre la dignificación del oficios relacionados la piedra, el secretario del APSAT Josep Maria Fortià, felicitó al pueblo de Pinoso y su ayuntamiento por el resultado del encuentro y haber reunido a tantos profesionales para abordar el patrimonio de la piedra seca desde tantos puntos de vista diferentes. Por su parte, el alcalde de Pinoso, Lázaro Azorín, destacó que gracias a encuentros como el de Pinoso "hemos podido comprobar que solemos referirnos con nombres diferentes a edificaciones muy similares y una misma técnica, un patrimonio ligado al paisaje y un material básico, la piedra ". Para él, "si entre todos hemos conseguido que la técnica de la piedra en seco fuera declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, ahora lo que tenemos es la responsabilidad de impedir la desaparición del oficio, fundamental para poder conservar con garantías este patrimonio tan importante ". Antes se habían llevado a cabo unos talleres infantiles alrededor de la piedra seca, y se presentó el XI Encuentro, que tendrá lugar dentro de dos años en la localidad de Mora la Nova (Tarragona), como anunció Carlos Barrull, representante del IRMU, Institut Ramon Muntaner.

El alcalde, la concejala de Cultura y los presidentes de APSAT y de los Amigos del Vino de Pinoso le entregaron a Barrull una maqueeta de un cuco (hecha con piezas de mármol "crema marfil") como recuerdo del encuentro celebrado en Pinoso. A lo largo de esos días se programaron actividades complementarias como una exposición temporal en la Fuente del Cántaro. También en el Centro Cultural se pudo ver una instructiva exposición gracias al Museo de la Piedra en Seco de Vilafranca y otra con las fotografías ganadoras del concurso convocado con motivo de este Encuentro.

Los premiados recibieron sus galardones antes del concierto que ofreció el Grupo Kantal. Pero no fue la única cita musical, para que la jornada del sábado concluyó con el concierto experimental de Guillermo Mondéjar y Luismi Tormo utilizando piezas de mármol y botellas de vino como instrumentos. Además, los comercios locales contribuyeron a ambientar el casco urbano decorando sus escaparates con motivos relacionados con esta técnica constructiva. Tanto las concejalas de Turismo y Cultura, Nieves Ochoa y Silvia Verdú, como el alcalde Lázaro Azorín participaron activamente en las actividades del Encuentro e hicieron un balance muy positivo, esperando que este encuentro suponga un punto de inflexión para la puesta en valor del patrimonio en piedra seca y sobre todo para promover la creación de cuadrilla de margers que se preocupan por la conservación del oficio. A partir de la undécima edición de estos encuentros, que tendrá lugar en el año 2021, se hablará conjuntamente de piedra seca y arquitectura tradicional.