La jornada medioambiental organizada por la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Pinoso para celebrar el Día del Árbol ha reunido hoy a algo más de 50 personas en la pedanía del Culebrón, donde, a pesar del viento y el frío, se ha llevado a cabo la plantación.

Alrededor de 25 personas se han trasladado hasta la pedanía en bicicleta, desafiando al viento que ha acompañado durante toda la jornada, mientras que otros vecinos se han desplazado directamente hasta el Culebrón en vehículos particulares. Tras el almuerzo en el local social, se ha procedido a plantar la era del Culebrón con especies autóctonas como pino, carrasca, aladierno, efedra, coscoja, encina, roble valenciano, espino negro, romero o esparto.

La intención, según explican responsables del Área Medio Ambiente, es crear una pequeña zona de bosque mediterráneo repoblando con estas especies que sirva para disfrute de los vecinos y que, al mismo tiempo, actúe como pantalla vegetal del ruido e impacto visual de la carretera.

A la actividad también se han sumado la pedánea del Culebrón, Luz Divina Mira, y la concejala de Medio Ambiente, Silvia Verdú, quien ha agradecido la asistencia a pesar de la desapacible climatología. “Aunque el tiempo no es el mejor para este tipo de actividad al aire libre, la gente se ha animado a participar con los niños, lo que agradecemos, ya que esta actividad de educación ambiental está pensada para que las familias puedan disfrutarla juntas”, ha comentado la edil.

Suelta de aves

Por último, se ha procedido a la suelta de un cernícalo y un halcón peregrino, ejemplares facilitados por el Centro de Recuperación de Fauna Santa Faz de Alicante, que una vez recuperadas de las heridas o enfermedades que les llevaron hasta el centro ya pueden ser devueltas a su hábitat. En el caso del halcón, todavía se podía observar en su cabeza la cicatriz del golpe que había motivado su ingreso.

Como suele ser habitual, los participantes, especialmente los niños, han disfrutado mucho de esta actividad al poder ver tan de cerca y, en algún caso incluso tocar, a animales a los que no están habituados. Por primera vez, la suelta ha estado coordinada por el agente forestal de la zona.