El equipo de Gobierno impulsa la congelación de las tasas e impuestos municipales, con una reducción del 30% durante tres años, para aquellas viviendas residenciales que instalen placas solares ya sean para aprovechamiento térmico (agua sanitaria caliente) o eléctrico (para abastecer la vivienda de electricidad). La medida se aprobó por unanimidad en el último pleno ordinario celebrado por la Corporación municipal.

Así, para obtener esta bonificación, se han de cumplir una serie de requisitos que son los siguientes: que las instalaciones de producción de calor incluyan colectores que dispongan de la correspondiente homologación por la administración competente;y que se trate de un bien inmueble de uso residencial y la instalación de producción de energía sea exclusivamente para autoconsumo.

La bonificación surtirá efectos en el periodo impositivo siguiente al de la solicitud, y se aplicará, como máximo durante tres periodos impositivos contados desde la fecha en que se ha realizado la instalación, siempre que se mantenga la misma, cuya acreditación el Ayuntamiento podrá solicitar anualmente.

La solicitud de bonificación se tramita en la oficina de Suma, en la plaza Pablo Iglesias, adjuntando la siguiente documentación: copia de la licencia urbanística preceptiva, ya que la bonificación dependerá de que las obras e instalación se haya realizado con la previa licencia municipal; acreditar documentalmente que los colectores disponen de la correspondiente homologación por la administración competente; factura y certificado de final de instalación emitidos por la empresa instaladora que deberá estar homologada; y declaración responsable de que la instalación, en caso de producción de energía, es exclusivamente para autoconsumo