El Ayuntamiento de Novelda ha iniciado las obras de adecuación de la parada intermodal en la rotonda de Juan XXXIII, actuación que se completará con la realización de trabajos de accesibilidad en los centros educativos de la localidad.

Esta actuación, con un presupuesto de 118.000 euros, estaba contemplada en el Plan de Inversiones Productivas de la Generalitat Valenciana (Plan Confianza), y se ha podido recuperar gracias a la redacción encargada por el equipo de gobierno de un nuevo proyecto que adaptaba la obra a la nueva normativa de accesibilidad.

La parte principal de los trabajos se están desarrollando en la rotonda de la Plaza de Juan XXIII con la creación de una parada intermodal y la mejora de acceso a la zona del antiguo Centro de Salud, donde en la actualidad tienen su sede diversas asociaciones sociosanitarias, como Capaz, Oasis o Parkinson, “zona muy sensible, con mucho tránsito de vehículos que con la obra que estamos realizando ganará en accesibilidad y seguridad”, aseguraba Francisco Javier Cantos, Concejal de Calidad Urbana.

En cuanto a las labores en los centros educativos de la localidad, se centrarán, en palabras del concejal de Calidad Urbana, “en adecuar las aceras y poner bolardos o vallas en las zonas menos seguras, siempre con el criterio del proyecto presentado y bajo la supervisión de la Policía Local”.