La Policía Local de Novelda ha presentado ante agricultores y representantes de organizaciones agrarias el dispositivo especial de vigilancia rural que se intensifica en el último trimestre del año coincidiendo con la campaña de recolección de la uva de mesa embolsada.

A pesar de que la vigilancia rural es constante durante todo el año, tarea que realiza una unidad especializada, desde octubre a noviembre este control se intensifica con un total de 150 servicios especiales que velan por evitar los robos en las cosechas tanto de uva de mesa embolsada, principal cultivo en el término municipal, como de otros productos hortofrutícolas. Para este cometido la policía local, que cuenta con una amplia experiencia en la materia y una importante base de datos, emplea motocicletas y vehículos todo terreno dotados con sistemas informáticos que les permiten la rápida localización de las parcelas en cultivo que ocupan casi mil hectáreas diseminadas por los 72 kilómetros del término municipal, así como también acceder de forma inmediata a la geolocalización de las más de dos mil viviendas residenciales censadas en el extrarradio.

La vigilancia rural, para la que la Policía Local trabaja en coordinación con Guardia Civil y Policía Autonómica, no se ciñe al control de las parcelas en producción incluidas en el mapa de zonificación que también determina el estado de maduración de los productos lo que, como indica el Comisario jefe Juan Carlos Escolano, “permite conocer cuáles son las zonas más susceptibles a sufrir robos de cosechas”, sino también a la verificación de vehículos de transporte de productos agrícolas en caminos rurales que deben acreditar mediante documentación el origen y destino del producto. Además este año los agricultores podrán utilizar también el WhatsApp para hacer llegar a la policía cualquier información que resulte de interés para mejorar la inmediatez en la respuesta policial.

La labor preventiva de vigilancia en los campos durante los últimos años arroja buenos resultados, como demuestra el hecho de que durante la pasada campaña no se denunciara ningún robo de cosecha en el término municipal de Novelda. Aún así tanto la jefatura policial como el Alcalde de Novelda, Armando Esteve, insistían en la necesidad de contar con la colaboración de los productores y residentes en zonas rurales “aportando información que permita mejorar el servicio y minimizar el tiempo de respuesta”.