La calle Emilio Castelar mantedrá su actual pavimento de hormigón fratasado una vez concluyan las obras de canalización de pluviales que afectan a la citada vía, así lo ha decidido el equipo de gobierno tras recabar la opinión de los comerciantes de la zona y mantener una reunión con los grupos de la oposición.

Aunque en un primer momento el gobierno municipal optaba por sustituir, una vez acabara la actuaciónde canalización de aguas pluviales, elactual pavimento por asfalto en el tramo afectado de Emilio Castelar, entre las calles Manuel Alberola y Jaume II, finalmente se mantendrá el modelo actual, un “cambio satisfactorio para todos”, según ha señalado el responsable de Calidad Urbana, Francisco Cantos, que se ha adoptadode forma “rápida, cumpliendo el compromiso adquirido hace apenas una semana en sesión plenaria con los grupos de la oposición y dejando patente la flexibilidad del equipo de gobierno”.