En la recta final de la campaña iniciada por Policía Local, que ha desembocado en la localización de cerca de 40 pozos descubiertos en el término municipal de Novelda, el Ayuntamiento ha llevado a cabo el sellado de dos pozos ubicados en una antigua fábrica de mármol a la ribera del río Vinalopó.

El Ayuntamiento, a través de Urbaser, se ha hecho cargo de los trabajos y costes del sellado de los orificios que existían en la parte posterior de la nave tras no haber localizado a los propietarios de la parcela si bien, como indicaba Rafael Sarrió, Intendente de la Policía Local , informaba que “una vez colmatados los agujeros, se procederá a repercutir los gastos sobre los dueños, independientemente de las sanciones que les correspondan”.

Estos trabajos son la fase final de la campaña emprendida por la Policía Local de Novelda para la localización de pozos con criterio de peligrosidad para personas y animales y que logró identificar casi cuarenta pozos en el término municipal. En este sentido el intendente Sarrió afirmaba que “se tiene localizado al 75% de los propietarios de las parcelas donde se encuentran estos pozos, la mayoría ya están tapados, y quedan por localizar al 25% restante, esperando que a lo largo de la semana se solucione un problema de seguridad tan importante”.