Cumpliendo una de las “prioridades de este equipo de gobierno”, según señalaba el alcalde, Fran Martínez, la Junta de Gobierno ha aprobado en su reunión semanal, el pliego de condiciones que regirá la contratación para prestar el servicio de comedor escolar para menores durante todos los periodos vacacionales.

Se trata de poder ofrecer el servicio de comedor social escolar, mediante cátering a domicilio, a todos los menores de entre 3 y 16 años, procedentes de entornos socioeconómicos complicados y en riesgo de exclusión, durante los periodos vacacionales escolares de Semana Santa, Verano y Navidad, para que tengan cubiertas sus necesidades nutricionales.

En este caso el Ayuntamiento invitará a tres empresas para que presenten sus ofertas, con el objetivo de establecer un contrato de un año, prorrogable a un segundo, con un presupuesto máximo de licitación de 34.545,45 euros anuales .

Hasta la fecha este servicio se ha venido prestando durante los meses de julio y agosto a más de un centenar de menores en riesgo de exclusión.