La Guardia Civil de Novelda ha detenido a un hombre, residente en Cuenca, por ser el presunto autor de un delito de estafa de 22.000 euros a una empresa alimentaria de dicha localidad noveldense. Los investigadores nunca cesaron en su empeño, a pesar de la dificultad de su localización, encontrándole y deteniéndole ocho meses después.

Los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Novelda tuvieron conocimiento, el mes de octubre del pasado año 2018, de la comisión de un delito de estafa mediante el cual, el supuesto autor, había conseguido hacerse, fraudulentamente, de una serie de pagos, mediante engaño, por parte de una empresa alimentaria afincada en dicha localidad, ascendiendo el valor de lo estafado a un total de 22.000 euros.

Las diversas gestiones de averiguación llevaron a los agentes a identificar a una persona que había suplantado la identidad de la empresa perjudicada, para ponerse en contacto, a su vez, con una empresa afincada en Francia, cliente de la noveldense e indicarles que, desde ese mismo momento, debían de dirigir todos los pagos a un número de cuenta distinto el que lo venían haciendo, dándoles el suyo propio. Esta comunicación también le pareció extraña a la empresa francesa, quien lo denunció por su parte, a las autoridades del país vecino.

Con la certeza ya de tenerle localizado y ubicado, los agentes de la Guardia Civil de Novelda se desplazaron a Cuenca para proceder a su detención.

El detenido, un hombre de 42 años, ya ha sido puesto a disposición del Juzgado de Guardia de Cuenca por un presunto delito de estafa, quien decretó su libertad provisional con cargos, a la espera de juicio.