La Policía Local detuvo, en la tarde del lunes, a un individuo que había accedido a una casa de campo en el término municipal de Novelda, forzando una de las ventanas del inmueble con un cincel y un martillo.

Sobre las nueve de la noche del pasado lunesla Policía Local recibía una llamada que alertaba de movimientos extraños en una casa de campo a la que se trasladó, de forma inmediata, una patrulla policial que, acompañada por la unidad de vigilancia rural, constató la presencia en el interior del inmueble de un individuo, de 38 años edad, que había accedido a la vivienda de forma violenta a través de una ventana.

La Policía procedió a la detención del sospechoso por un delito contra el patrimonio y, tras abrir diligencias, fue entregado en el cuartel de la Guardia Civil y puesto a disposición judicial.

Esta actuación pone de manifiesto la implicación máxima de la Policía Local de Novelda en la vigilancia rural que, como cada año, se ha intensificado, coincidiendo con la campaña de recogida de uva de mesa,con el refuerzo del servicio con patrullas destinadas únicamente a la zona rural.