La Policía Local intensificará el control del cumplimiento de las medidas sanitarias y de distanciamiento social en las salidas de los menores de 14 años tras observar algunas irregularidades cometidas durante el día de ayer, primera jornada en la que lo más pequeños pudieron salir a la calle tras más de cuarenta días confinados en sus domicilios.

Aunque no han sido excesivos las primeras salidas de los menores permitidas después de 43 días de encierro trajeron consigo algunos incumplimientos de las medidas de seguridad establecidas para evitar la propagación de contagio por Covid-19. Es por ello que el Comisario Jefe de la Policía Local, Juan Carlos Escolano, ha hecho un llamamiento para que se respeten las cautelas necesarias y recordado que los paseos de menores deben realizarse una vez al día, durante una hora, en el entorno de un kilómetro del lugar de residencia y acompañados por un solo adulto. En este sentido Escolano subrayaba que “no se trata de que las parejas salgan a pasear con sus hijos, visitar a los abuelos o celebrar reuniones de amigos en la vía pública o en las zonas verdes”, sino de permitir que los menores puedan salir a la calle a dar un paseo o jugar respetando las medidas de seguridad, sobre todo manteniendo el distanciamiento social de dos metros y las precauciones sanitarias, como el uso de las mascarillas.

Desde la jefatura de la Policía Local se apela al “sentido común y la solidaridad” de la ciudadanía para conseguir frenar los contagios y poder llevar adelante una desescalada responsable hacia la nueva normalidad.