La nueva plaza de Las Almas ya está en uso después de las obras de la segunda fase que ya han concluido con una inversión de 180.000 euros subvencionados al 65% por la Diputación de Alicante.

Además, el Ayuntamiento adquirió por 36.000 euros un inmueble que se derribó para poder construir este pequeño parque urbano enclavado en pleno centro histórico, que cuenta además con una zona de aparcamiento de 200 metros cuadrados. Sumando la primera y esta segunda fase la inversión alcanza los 266.000 euros.

La alcaldesa. Irene Navarro, ha destacado que se trata de “revitalizar y reactivar esta zona de la ciudad que tiene su propio encanto pero que requiere de intervenciones urbanísticas para dotarla de servicios de los que hasta ahora carecía, como es el caso de esta plaza”.

Junto a la plaza hay un solar, que también es de propiedad municipal, pero su uso está calificado como zona residencial en el Plan General de Ordenación Urbana. En este sentido el edil de Urbanismo, Fernando Portillo, ha indicado que “el Ayuntamiento está abierto a llegar a acuerdos con algún promotor para que se puedan construir viviendas y activar la zona también con nuevos vecinos”.

Las obras han permitido también el adoquinado de la calle Castelar, desde la que se acede a la nueva zona de aparcamiento, y la instalación de bancos y olivos lo que hará singular este enclave que ya de por sí se encuentra en una de las zonas “más bonitas” en palabras de la alcaldesa.