La Concejalía de Servicios del Ayuntamiento de Monóvar ha finalizado unas obras para reducir la altura de algunas de las aceras de las calles de la localidad.

Y es que, tal y como ya se hizo al 2020, en este año continúa la preocupación por la eliminación de las barreras arquitectónicas de la ciudad.

En concreto, estas dos primeras actuaciones del año, se han llevado a cabo a la Ronda de la Constitución, haciendo esquina con las calles Médico Juan Bellot y Pintor Sorolla, las cuales presentaban unas aceras “muy altas y difíciles de montar y bajar con comodidad y sin peligro”.

Año tras año, la concejalía del área trabaja para “adaptar y eliminar la mayor parte de barreras arquitectónicas posibles, haciendo así de Monóvar una ciudad accesible para todo el mundo”, como apunta Salvador Giménez, regidor. Giménez anuncia que “estas tareas, las cuales mejoran la vida de nuestros vecinos y vecinas, continuarán llevándose a cabo a lo largo de 2021 de manera progresiva”