El consejo municipal de Bienestar Social de Aspe, compuesto por representantes de distintos colectivos sociales del municipio, ha participado en la valoración de los proyectos presentados a la convocatoria de subvenciones a proyectos de ayuda a la cooperación del desarrollo. Estos proyectos plantean actuaciones en países sub-desarrollados de Latinoamérica, África o Asia Central y buscan financiación en las convocatorias que los distintos ayuntamientos publican anualmente.

“La iniciativa de que el consejo municipal de Bienestar Social participara en la asignación de estas subvenciones salió del propio consejo, con el interés de conocer mejor a qué tipo de proyectos se destinaba esta partida municipal” declara Jonatan Molina, edil de Bienestar Social. El procedimiento que se sigue es puntuar cada proyecto en base al impacto que tenga en la población a la que se dirige, si es una iniciativa que va a tener continuidad en el tiempo, si puede ser auto-gestionada por los propios habitantes una vez que el proyecto acabe y si contempla la perspectiva de género en sus actuaciones. De esa puntuación total se realiza el reparto económico, que cubre parte del coste del proyecto y que se combina con las aportaciones de otros ayuntamientos y entidades.

La propuesta de valoración de los proyectos se aprobará definitivamente en el consejo ordinario del día 19 de septiembre, momento tras el cual se informará a las entidades solicitantes del importe subvencionado a cada proyecto.

En 2018 el Ayuntamiento de Aspe destinará un total de 48.000 euros a subvencionar estos proyectos, cantidad que ha ido en aumento en los últimos años y que según el concejal de Bienestar Social, Jonatan Molina, “seguiremos aumentando progresivamente porque consideramos que sigue siendo un objetivo importante ayudar a los que menos tienen, independientemente de su lugar de procedencia”.