La semana pasada hablábamos del turismo de interior, el de montaña, el que gusta a muchos y muchas por su tranquilidad, aunque muchos de esos lugares perdidos comienzan a estar masificados. Pero este fin de semana podemos coger el coche y plantarnos en el mar.

Por suerte, y a pesar de los piromanos y otros 'chanchullos' para dotar a esas zonas de enormes bloques de apartamentos u hoteles, en la provincia de Alicante podemos encontrar calas de ensueño, y que perfectamente están a la altura de Ibiza, Mallorca, Formentera o Menorca. Sin lugar a dudas, y como decíamos anteriormente, si hay una cala en el territorio alicantino que destaque por encima de las demás, esa es La Granadella. Ni el fuego ha podido con ella, aunque, y desde el aparcamiento, el aspecto es desolador. Con todo, aquí tenéis las que son, bajo nuestro punto de vista, las mejores calas de la Costa Blanca.

Cala de La Granadella (Jávea/Xàbia)

La cala de la Granadella es uno de los pequeños tesoros de Xàbia. Para acceder a la playa existe una carretera de abrupta pendiente que, poco a poco, exhibe la belleza que la playa esconde. Se toma desde la carretera Cabo de la Nao, a unos dos kilómetros aproximadamente antes de llegar a él.

La playa La Granadella es una pequeña y bonita cala de grava y roca situada en la zona más meridional de Xàbia. Un lugar idóneo para la práctica del submarinismo por su cómodo acceso, la abundante información y sus aguas cristalinas. Ha obtenido bandera azul desde 1987.

Cuenta con todos los servicios (socorrista, hamacas, sombrillas, kayak, motos de agua..) además hay varios restaurantes y un amplio aparcamiento (aunque en verano se llena hasta los topes, sobre todo en fines de semana).

Para llegar a esta cala, la carretera atraviesa el Parque Forestal de la Granadella, un pulmón verde de unas 700 hectáreas rodeado de miles de urbanizaciones. Predomina el matorral bajo aunque en la zona más baja del barranco podemos encontrar algunas pinadas.

Cala del Moraig (Benitatxell)

La playa del Moraig es la principal cala del municipio. El excepcional enclave en un paraje de acantilados y sus aguas cristalinas le brindan un encanto único, escondido tras el macizo del Puig Llorença. Además, avalada por la Bandera Azul y galardonada con mención especial al servicio de socorrismo -por la Fundación Adeac (2014)- la convierten en una cala con un atractivo especial para familias, amantes del buceo y de un espectacular paisaje.

Los servicios turísticos de la playa y las formaciones geológicas del entorno le otorgan un interés añadido para disfrutar de una magnífica jornada de playa en El Poble Nou de Benitatxell.

Se trata de una playa de cantos rodados aunque en la orilla hay arena. Su ocupación es alta, ya que es bastante conocida y dispone de un par de chiringuitos en los que podemos refrescarnos o comprarnos las gafas de buceo si se nos han olvidado.

Uno de los inconvenientes de esta playa es que en verano, a las 6 de la tarde ya está completamente a la sombra (por lo que si vas con la intención de tomar el sol, mejor por la mañana).

Playa y calas de Tabarca

Frente a la costa de Alicante y Santa Pola se encuentra la única isla habitada de la Comunidad Valenciana. Sus aguas cristalinas son Reserva Marina del Mediterráneo desde 1986 y toda la isla en sí tiene un encanto especial.

En sus orígenes, la Isla de Tabarca atrajo a piratas berberiscos pero para acabar con ellos, en el Siglo XVIII se amuralló y se instalaron allí familias de pescadores que venían de la ciudad tunecina de Tabarka (de ahí su actual nombre).

Caminando hacia el oeste de la isla se encuentra otra puerta de la muralla, la Puerta de la Trancada o de San Gabriel. Esta puerta sale a una zona rocosa con pequeñas calitas apartadas de la multitud.

Si nos alejamos de su principal playa, llena de hamacas, sombrillas y gente a punta pala. Podemos refrescarnos en alguna de sus numerosas calas, con menos ocupación, más bonitas y tranquilas.

Sin lugar a dudas, una excursión que hacer cada verano para pasar todo el día. Aconsejamos mucha protección solar.

Cala Blanca (Jávea/Xàbia)

La playa Cala Blanca obtiene su nombre de la coloración dominante de la roca, en la que el efecto de la erosión marina configura esculturas naturales de gran belleza. Desde ella se tienen buenas vistas del Montgó. Está compuesta por tres calitas contiguas, conectadas por litoral de piedra.

Caleta I: Cala de roca y grava situada al final de la avenida Ultramar. Tiene acceso en coche y el último tramo se realiza por un pequeño paseo de unos 100 m. Desde ella se accede al Mirador de Cala Blanca.

Caleta II: Cala rústica de grava y roca que se caracteriza por su brazo de piedra tosca que sale hacia al mar a modo de barrera, por lo que sus aguas suelen ser tranquilas y cristalinas. Su acceso se realiza a pie desde la Caleta I. También se puede acceder a ella desde el Mirador de les Caletes, por unas escaleras.

Caleta del Francés: Cala rústica de grava. Su nombre deriva del Sr. Lambert, ginebrés ilustrado y enamorado de Xàbia, que tenía una casa justo arriba de esta cala, que lleva su nombre 'del francés'. Su acceso es difícil y se realiza a pie desde la Caleta II.

Cala Ambolo (Jávea/Xàbia)

Cala nudista y virgen, de aguas cristalinas cerca del Cabo de la Nao. La abrupta orografía de la Marina Alta nos deja calas preciosas, en entornos naturales y con aguas cristalinas.

Debe su nombre a la torre vigía construida en el siglo XVI, cuya función era la vigilancia y defensa marítima de los ataques piratas, al igual que la otra torre vigía de Xàbia ubicada en la zona del Portitxol, ambas emplazadas en terrenos particulares.

En su vertiente más meridional encontramos la isla del Descubridor. Cerca de la cala tenemos el mirador de Ambolo.

En este caso, el acceso es bastante complicado y hay que andar para llegar a ella. Esto la hace más especial y que su ocupación más baja que el resto, aunque como decimos siempre, intenta evitar los fines de semana (esto vale para cualquiera).

Cala El Racó (Calpe/Calp)

Esta recogida cala se sitúa junto al gran peñón de Ifach en la zona del puerto pasando el Club Naútico. Enclavada entre estos dos puntos importantes de las playas de Calpe esta pequeña cala de grava inicia el paseo ecológico Príncipe de Asturias, bordeando el Penyal. Con aparcamientos cercanos al Club Náutico y Puerto no es una playa con problemas de aglomeraciones y suele estar tranquila.

Encontrándose en las cercanías del Puerto pesquero y del gran Penyal de Ifach, es una playa apropiada para iniciar un paseo bajo el mar para observar la flora y la fauna, también es apta para la pesca en sus cercanías.

Esta es la cala más pequeña de todas las que hemos visto y, seguramente, la que mayor ocupación tiene de todas. Pero la metemos en la lista porque sus fondos marinos son de destacar. Es la única cala que conozcamos que tiene un sendero marino. De manera que, equipados con nuestras gafas y tubo, podemos seguir un itinerario (con paneles informativos) para conocer la fauna y flora de nuestros fondos marinos.

Cala del Bol Nou (Villajoyosa/La Vila Joiosa)

La playa del Bol Nou se encuentra en La Vila Joiosa. Se trata de una de las muchas playas de este municipio situado en la Costa Blanca (Alicante).

Es una playa de unos 200 metros de largo y unos 30 de ancho, que como podemos ver en la imagen, es de piedras, aunque tiene algo de arena también. La principal belleza de esta cala es que se encuentra cerrada por un acantilado.

La playa Bol Nou, ubicada en La Vila Joiosa tiene un encanto especial, que la hacen ser una de las playas que merece la pena visitar en verano. Un rincón aislado de 220 metros de arena con cantos finos donde disfrutar tomando el sol y bañándose en sus aguas transparentes, tomando algo en el chiringuito que sólo está en verano, y relajarse en una de las playas al más puro estilo ibicenco. Es pequeña pero suele ser tranquila si se llega pronto.

Otras calas destacables

No sabemos si están todas las que son, o son todas las que están. Cada uno tendrá una favorita. Por si acaso, aquí tenéis otros pequeños paraísos muy cerca de casa.

Hay algunas que se han quedado fuera de la lista como las numerosas calas de La Vila Joiosa (Playa del Torres, el Racó del Conill, La Caleta, El Paradís, el Xarco...). Y otras como la Cala del Metge (El Albir) o la Playa del Mascarat (Altea). También bastante conocidas son la Cala Almadrava y el Tio Ximo, en Benidorm, situadas en pleno Parque Natural de Serra Gelada.

Otra de las calas a destacar de Calpe, sería la de los Baños de la Reina, debido a su singularidad (galerías excavadas en las que entra y sale el agua y por las que es un placer bucear). Y otra muy parecida, con el mismo nombre, los Baños de la Reina en El Campello.

Además, en Xàbia/Jávea tenemos alguna más como la playa del Portitxol o la cala Sardinera, situadas en el Cap Prim. Pero es que hay tantas y tan bellas... ¿Cuál nos recomiendas tú y por qué? Feliz fin de semana.