En el 'Ke Interesante' de esta semana trataremos de explicar en qué consiste la selenofobia o el 'miedo a la luna'. Se define como el miedo irracional, persistente e injustificado a la luna o a todo lo que tenga que ver con nuestro satélite natural. El término proviene del griego "selenos" luna y "fobos" pánico. Dentro del grupo de fobias, se clasifica dentro del grupo de las Fobias Meteorológicas.

En especial la figura de la luna llena suele estar asociada a diversas supersticiones, popularmente se le relaciona con lobos, vampiros y brujas, por lo que en mi trayectoria he tratado terapéuticamente a varios selenofóbicos cuyo trastorno se originó en su infancia alrededor de la edad de 5 años, cuando escucharon por primera vez estas historias relacionadas con la luna y empezaron a temer por sus vidas cuando veían la luna llena, manifestando ataques de pánico y dificultad para dormir. Por esta razon se vincula tambien con la espectrofobia (miedo a los fantasmas).

Las personas que sufren de selenofobia muestran ansiedad, que se intensifica los día de luna llena. Las personas se resisten a salir de sus casa una vez cae el sol, produciendo síntomas tanto físicos como psicológicos.

La causa de selenofobia no es clara, puede desarrollarse a edades tempranas como a los 5 años de edad. Puede deberse a algún evento traumático acaecido en la niñez o porque algún familiar cercano la ha sufrido.

Este tipo de trastornos psicológicos no entienden de si algo es más o menos bello, y lo que para algunos es muy llamativo, a otros les provoca ansiedad. En este caso, el pánico se acrecienta los días de luna llena, y puede manifestarse con síntomas físicos como sudoración y palpitaciones. Los afectados llegan a alterarse solo con oír la palabra "luna" o ver una simple foto suya, y evitan salir de casa cuando se oculta el Sol. Pueden llegar a cerrar las ventanas a cal y canto para evitar que se refleje nuestro satélite, especialmente en las noches de luna llena.

Existen diferentes miedos y diferentes niveles de intensidad en lo que pudieran presentarse, por lo que si sospechas que padeces selenofobia lo adecuado es que asistas a un terapeuta profesional para confirmar o descartar esta posibilidad, sin embargo traigo para ti este test especializado que puede orientarte sobre tu condición:

1. ¿Te obsesiona cerrar herméticamente por la noche todas las ventanas y bajar las cortinas para evitar que se refleje la luz de la luna en el interior de tu casa?

2. ¿Procuras no salir de casa luego de las 6:00pm y si estás obligado a hacerlo primero te aseguras que no sea una noche de luna llena?

3. ¿Una imagen de la luna o una mención de esta te causa angustia y sudoración?

Si tu respuesta a alguna de las preguntas anteriores es sí, es muy probable que padezcas selenofobia sin embargo debes acudir a un profesional de la salud mental para que te diagnostique y te ayude a conquistar este miedo con acompañamiento terapéutico y técnicas de psicoterapia que te brindaran superación en todos los aspectos de tu vida.

¿Le tienes miedo a la luna? Cuéntanos si este es tu caso.