En el 'Ke Interesante' de esta semana analizamos un nuevo misterio. Desde hace tiempo se han estado reportando testimonios de personas que escuchan el misterioso fenómeno conocido como the hum (el zumbido). Se trata de un sonido estable, zumbante, que se escucha en lugares tan disparatados como Taos, Nuevo México, Bristol, Inglaterra y Largs, Escocia; aunque últimamente también se ha dejado notar en España. A pesar de numerosas investigaciones científicas para encontrar la fuente de este sonido y para averiguar por qué afecta sólo a un porcentaje de la población, el Hum sigue siendo un misterio.

El planeta Tierra esconde muchos secretos, y uno de los mejor guardados es el origen del misterioso sonido llamado Hum que emite nuestro planeta. Muchas personas dicen haberlo oído, algo que según la ciencia es imposible. Se trata de un ultrasonido inaudible para el oído humano y que ha necesitado de un esfuerzo titánico para poder ser grabado por primera vez.

Este misterio se caracteriza por ser un murmullo estrepitoso de muy baja frecuencia que puede invadir la mente de quien lo escucha al punto de que se han reportado un par de suicidios por su causa.

La mayoría de las víctimas reportan que el sonido es más perturbador por las noches y en el interior de sus casas. Por desgracia, la fuente de este fenómeno es virtualmente imposible de rastrear. Pero en 2012, el Dr. Glen MacPherson --víctima del zumbido-- lanzó una base de datos llamada The World Hum Map and Database para coleccionar testimonios de otras víctimas del zumbido y trazar su impacto global.

Que por primera vez en la historia se haya grabado el hum de la Tierra es un hito científico importante. Las teorías sobre su origen giran ahora mismo en torno a ondas oceánicas, movimientos de placas tectónicas y otros fenómenos que tienen lugar fuera del alcance de la vista y el oído humanos. Por lo tanto es clave poder registrar el sonido para estudiarlo en profundidad.

MacPherson rápidamente descubrió que lo que para él era un extraño murmullo estruendoso estaba teniendo efectos perniciosos en cientos de personas, desde dolores de cabeza hasta irritabilidad y privación de sueño.

Tom Moir, un profesor de la Universidad de Tecnología de Auckland, colocó un anuncio en el periódico local después de recibir una visita de una víctima del Hum y recibió cientos de respuestas de personas que también escuchaban ese sonido y reportaban que les impedía dormir o concentrarse.

Evidentemente, como todos los misterios por resolver, el Hum ha atraído a gran cantidad de conspiranoicos que han elaborado sus propias teorías sobre el origen de este sonido. Desde aliens hasta operaciones militares secretas, algo ya de por sí bastante descabellado. Por lo que sabemos, este sonido se produce en distintas partes del planeta, así que es improbable que se trate de una acción humana a gran escala.

Queremos conocer tu opinión, y sobre todo, si has escuchado este enigmático sonido.