Para los amantes de lo desconocido, lo paranormal o lo misterioso, todos conocerán a Pedro Amorós. Este alicantino, cursó los estudios de la carrera de Ingeniería Técnica de Informática en la Universidad de Alicante, obteniendo una Beca de Investigación en el Taller de Imagen y Sonido de dicha Universidad, que realizó durante dos años con el fin de desarrollar investigaciones en este campo.

Es Maestro en Informática por el Ministerio de Educación y Ciencia, Analista de Sistemas Informáticos y Diplomado en Programación por la Universidad de Alicante. Cursó estudios de Perito Caligráfico Judicial en la UNED (Universidad de Educación a Distancia) obteniendo el correspondiente certificado y además es miembro de la Asociación Nacional de Peritos Calígrafos Judiciales habiendo sido ponente-instructor en el Seminario de Documentoscopia Forense en la Universidad Camilo José Cela.

Por su larga trayectoria en los medios tanto en prensa escrita como en radio y televisión, es reconocido como uno de los periodistas de investigación en el mundo del misterio más conocidos en España. También se le considera una autoridad en el aspecto parasicológico, tanto teórico como práctico, aspecto por el que obtuvo el PHD en Ciencias Parapsicológicas por la École Superieure Internationale de Bruxelles.

Durante más de veintiséis años, se dedica a la investigación sobre la Transcomunicación Instrumental para la posible demostración empírica de la existencia de una posible vida después de la muerte. Pedro Amorós, además es el presidente de la Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas fundada en el año 1995 y con la que realiza numerosas investigaciones por toda la geografía internacional, dando rigor y analizando curiosos casos como el de Bélmez de la Moraleda, en el que se plantearon una serie de hipótesis que daban un nuevo enfoque a uno de los fenómenos parapsíquicos más conocidos del mundo.

Además también ha escrito libros que tratan sobre todo lo relacionado con lo paranormal. Títulos como "Psicofonías: Voces del Más Allá", "Psicofonías, ¿Quién hay Ahí?", "Guía de la España Misteriosa", "El séptimo ancestro". Fue director de la colección Ekos en la editorial Belgeuse que publicó la “Colección SEIP de Parapsicología”.

"Y es verdad que los misterios existen, aunque quizás deberíamos saber diferenciar la historia y hechos probados de lo que todos conocemos como rumores, leyendas y desde luego creencias", apunta el prestigioso investigador a Ágora Habla.

Está claro que este terreno es complicado. Hay muchos escépticos, pero todos tienen cabida. De todos es conocido ese dicho de "hasta que no lo vea no me lo creo". Cada uno puede expresarse libremente, eso sí, sin dañar a una buena parte de personas que sí creen en el "más allá". Pedro Amorós lo explica de la siguiente manera: "Sin embargo esto no quita para que allí donde hubo, siempre pueda quedar, y es precisamente esto lo que me hace buscar el origen de algunos de los casos y misterios, mas profundamente arraigados a nuestra querida España mágica. Fruto de esta búsqueda, nació la Guía de la España Misteriosa, que publiqué con el Grupo Planeta".

Pero vamos a centrarnos en Villena y en sus alrededores. Siempre se ha dicho que esta tierra es numerosa en cuanto a sanadores, curanderos y demás. Es cierto. Nadie se inventa nada. "Villena es uno de los emplazamientos en España, con una tradición de curanderismo más elevada de España. De hecho, incluso se han realizado estudios muy exhaustivos sobre este tema y ha dado pie a investigaciones muy interesantes y metódicas elaboradas para una tesis doctoral a cargo del investigador, sociólogo y escritor Eleuterio Gandía (Universidad de Alicante)", asevera Amorós.

"Para poder explicar la tradición de curanderismo que hay en Villena, quizás deberíamos remontarnos a tiempos muy remotos, donde las únicas expectativas de sobrevivir ante determinadas enfermedades, era precisamente la elaboración de pócimas, ungüentos y en ocasiones la imposición de manos para remediar dolencias. Quizás, desde el punto de vista más antropológico el hecho de situar la mano en una zona dolorida es algo intuitivo, y probablemente esto fuera una de las virtudes olvidadas por la evolución del ser humano que a través del tiempo hemos ido olvidando y perdiendo. Y también es verdad que determinadas culturas todavía usan la imposición de manos para curar y realizan este tipo de sustancias curativas provenientes de la naturaleza que sirven para remediar las dolencias", continúa el investigador.

"Algunas zonas de España, con la influencia de la cultura musulmana durante el periodo de la conquista, variaron las tradiciones más arraigadas y las mezclaron con éstas, llegando a crear curiosas técnicas para sanar, curar y al fin y al cabo, gozar de una mayor calidad de vida. Villena conservó este tipo de tradiciones de una manera muy lineal, de manera que la trasmisión oral, entre padres hijos y familiares era muy directa, así como la propia cultura local, cosa que hizo que en lugar de diluirse y perderse, perdurase mucho más arraigada entre las gentes de la población. Y quizás de este modo llegó hasta nuestros días de una manera muy abierta y directa. Probablemente la tradición mágica, hermética y misteriosa, hizo que las gentes no se olvidasen de determinados ritos y oraciones para la sanación y quizás también de técnicas, que utilizadas convenientemente produjesen la magia de la sanación", concluye.

Misteriosos círculos de piedras en la sierra de Villena

Pero no todo es curanderismo en Villena. En mayo de 2002 unas grandes figuras concéntricas de piedra aparecen en las laderas de la sierra cercana al municipio. Numerosos vecinos, atraídos por la curiosidad visitan el lugar y, también, un parapsicólogo. Doce años más tarde, el misterio sigue sin desvelarse: desde un fenómeno natural hasta su posible relación con manifestaciones ufológicas. Los expertos siguen vigilando el lugar esperando nuevos hallazgos de esta magnitud.

Para Pedro Amorós, este caso le recuerda uno que investigó hace tiempo. "Hace ya algunos años, estuve realizando una investigación muy interesante en Inglaterra y Escocia, sobre la manifestación de uno de los enigmas más curiosos que nos da pie a pensar que podríamos no estar solos en nuestro amplio Universo. Y pese a que para mí es algo que tengo muy claro - el hecho de no estar solos- decidí realizar un estudio sobre los famosos Círculos de las Cosechas inglesas", apunta.

"Durante casi un mes, anduvimos recorriendo las campiñas inglesas en busca de este tipo de misteriosas formaciones que desafiaban a la razón y a la ciencia. Prueba de ello puede verse en el canal de Youtube La aventura del misterio el cual muestra algunos de estos misteriosos círculos y las posibles hipótesis al respecto. En determinados lugares de España, entre ellos en Villena, los investigadores hemos encontrado algunas similitudes o acercamientos, aunque no tan espectaculares como los originados en el Reino Unido. Sin embargo, la mayor parte de ellos podrían tener una explicación natural y como origen la mano humana. No podemos descartar este tipo de evidencias curiosas que se producen en nuestra oreografía, pero debemos ser cautos a la hora de especular con que son los extraterrestres quienes las hacen", explica el alicantino.

El fantasma del Palacete de Santa Eulalia

Y de los círculos misteriosos, pasamos a uno de los puntos que más gusta a Pedro Amorós: las psicofonías y apariciones fantasmales. Cerca de Villena, el ufólogo ha vivido en primera persona las apariciones de un ente en el Palacete de Santa Eulalia.

"Durante muchos años tuve la oportunidad de investigar en el famoso palacete de la bonita Colonia de Santa Eulalia. Mi especialidad en el campo de la parapsicología es el estudio de las psicofonías, práctica y experimentación que intento llevar de la manera más científica y metódica posible. Hace ya muchos años, cuando todavía había algunos muebles –incluso-, de la mano de mi buen amigo José Requena (investigador y Escritor), accedí al palacete que se encuentra en Santa Eulalia con el aquel entonces guardés, Miguel, dueño del magnífico restaurante que se encontraba en la Colonia. La verdad es que estaba deplorablemente olvidado por el tiempo y aunque visualmente pudiera no ser muy atractivo, la historia del fantasma que se aparecía por entre sus muros, sí que me llamaba poderosamente la atención, sobre todo para la práctica de las psicofonías en el lugar", apunta.

Amorós se volcó en la investigación para tratar de dar con el espectro que, según cuentan, habita entre esas ruinas. "Con el paso del tiempo, gracias a un programa de televisión que yo dirigía y presentaba (Noche de misterio), tuve la oportunidad de conocer a uno de sus propietarios, con quien acudí al lugar con el fin de realizar grabaciones ante él y su esposa. Pedí a mi compañero y amigo de la Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas Guillermo Núñez (Especialista en Imagen Paranormal) que me acompañase al lugar con el fin de realizar un barrido fotográfico del mismo, al tiempo que yo realizaba grabaciones psicofónicas. Tras contarnos la historia del fantasma que allí se aparecía (Guía de la España Misteriosa / Libros Cúpula 2009 -Grupo Planeta- Pedro Amorós) comenzamos a experimentar. Tras obtener varias psicofonías, las cuales hacían alusión al tema de una manera muy directa, preparamos nuestras cámaras fotográficas con el fin de realizar varias tomas. Y fue en ese preciso instante, donde en una serie de varias fotografías consecutivas y en un entorno completamente controlado, tanto por Guillermo como por mí, ante la expectación de los propietarios y los que allí estábamos, aparecía en una de ellas una mancha blanquecina, en la cual se podía observar claramente un busto etéreo y fantasmagórico", asegura Pedro Amorós.

Por lo que se puede apreciar en la imagen, cedida a Ágora Hablapor el autor, el propio Pedro Amorós, "a pesar de las miles y miles de fotografías que he realizado a lo largo del tiempo, esta es una de las que más me convence ante la visión de un fantasma. ¿Quizás el fantasma del palacio? Que cada uno saque sus propias conclusiones", concluye el investigador alicantino.