El Partido Animalista – PACMA se ha sumado al Pacto Valenciano Contra la Violencia de Género y Machista, que hace unas semanas lanzó el Consell, y al que invitaban a sumarse a otros partidos políticos, entidades, medios de comunicación y personas particulares.

Además, desde la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas se anima a proponer acciones o aportar ideas para erradicar el machismo de nuestra sociedad, por lo que PACMA ha presentado ante esta Conselleria una propuesta para que se permita el acceso a centros de emergencia, integrales o pisos tutelados, a las víctimas de violencia de género acompañadas de sus animales. "A fecha de hoy y tras contactar con varios centros de acogida, no tenemos constancia de que en la Comunidad Valenciana se permita el acceso a estos centros a las víctimas de violencia de género acompañadas de sus animales, lo que en ocasiones provoca que estas mujeres no abandonen su hogar para no dejar en él a sus animales, con quienes tienen un vínculo afectivo muy grande, por lo que terminan poniendo en riesgo sus vidas", explica Raquel Aguilar, coordinadora del Partido Animalista en Valencia.

En la actualidad en casi la mitad de los hogares españoles viven animales, que en la mayoría de los casos pasan a formar parte de la familia como un miembro más. En los núcleos familiares en los que la violencia machista se instala, el animal suele ser un apoyo emocional fundamental para niños y mujeres, convirtiéndose en numerosas ocasiones en el único soporte afectivo para la mujer cuando el agresor ha aislado totalmente a la víctima de su entorno. Los maltratadores, conocedores de estos vínculos, es habitual que maltraten a los animales con el fin de provocar dolor y controlar a la víctima.

La relación entre la violencia hacia los animales y la violencia interpersonal queda evidenciada en el documento presentado por PACMA ante la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, donde se recogen algunos datos obtenidos de varios estudios realizados al respecto y que arrojan, por ejemplo, que el 71% de las mujeres que fueron a una casa de acogida y tenían un animal, referían que su agresor "había herido, amenazado o matado a su animal de compañía por venganza o para ejercer control psicológico", según el Observatorio de Violencia Hacia los Animales.

Otro estudio realizado en España sobre violencia doméstica y presentado en el Congreso de la Asociación Americana de Criminología, mostraba incluso cifras peores, pues se detectó una coexistencia de la violencia interpersonal y maltrato a animales en un 93,33% de los casos.

Aguilar reconoce que "es extremadamente cruel que se obligue a una mujer maltratada, que en ocasiones lo ha perdido todo tras meses o años de sufrimiento, a abandonar a sus animales en la calle o dejarlos con su agresor para poder acceder a un centro de acogida". Por ello, el Partido Animalista se suma al Pacto Valenciano Contra la Violencia de Género y Machista con "el compromiso de trabajar para que esta propuesta salga adelante" y con la intención de seguir presentando acciones en los próximos meses que hagan de la sociedad valenciana un lugar libre de cualquier tipo de violencia.