La provincia de Alicante está repleta de lugares con mucho misterio. En el 'Ke Interesante' de esta semana repasamos esos lugares. Es muy posible que nos hayamos dejado fuera muchos otros sitios inquietantes, por eso te pedimos que nos cuentes cuáles conoces para, de esta manera, tener más referencias a la hora de viajar y descubrir estos lugares, muchos de ellos, embrujados.

Hay que señalar que estos lugares tétricos y fantasmagóricos se han convertido en habituales de aficionados a la fotografía y también en escenarios de películas. Hoy citamos unos cuantos.

Panteón de los Guijarro

Viajamos hasta Alicante, aunque este panteón está más cerca de Villafranqueza. Durante la Guerra Civil en este lugar se fusilaron a muchas personas, y hoy día se cuenta que en los alrededores se han escuchado lamentos y disparos igual que los de las ejecuciones.

También hay quien afirma haber visto una imagen espectral en los alrededores del panteón.

Colonia de Santa Eulalia

Es un referente para los amantes de lo extraño y lo diabólico. La Colonia de Santa Eulalia está localizada entre Sax y Villena y tiene una leyenda negra que mezcla amoríos, dinero, vicios y muerte. Una pareja de condes muy adinerada no conseguía tener descendencia y terminó contratando a una bruja. Les preparó una pócima y funcionó.

La condesa quedó embarazada, pero la niña no fue muy agraciada y de ella decían que había sido engrendrada por el demonio. Su carácter era amargo e incluso decían que era mala. Su vida amorosa fue difícil, siempre pagando por conseguir matrimonio, y terminó convirtiendo su casa en un burdel y matando a uno de sus maridos.

De lo mejor que dicen que hizo fue la construcción del Teatro Cervantes en la propia colonia, y que tan de moda está con la labor de José P., que pretende restaurar esta pequeña joya.

Se dice que en toda la colonia se producen fenómenos paranormales y que al caer la noche en su teatro se pueden escuchar voces en el interior igual que cuando allí se representaban obras de teatro.

Colegio San Ramón en Agost

En 1967 se construyó este colegio en las afueras de Agost, destinado a la educación de niños disminuidos psíquicos y con minusvalía de diverso grado. Estuvo pocos años en funcionamiento, y en la década de los 90 quedó deshabitado, a causa de la nueva ley que dictaba el derecho de integración en la enseñanza para el alumnado. Fue así como quedó en total abandono.

Actualmente el colegio se encuentra en ruinas y se ha convertido en un lugar estremecedor, y habitual de búsqueda de cacofonías y otros fenómenos paranormales. A ello se une que tiene un pasado negro de malos tratos y muertes en extrañas circunstancias.

La más narrada es la de una de las alumnas que intentó escapar del colegio en busca de sus padres, y al salir corriendo por la carretera de acceso a Agost, fue atropellada accidentalmente por un coche.

Otra historia que parece ser más leyenda que realidad, es la de otra alumna que quedó encerrada en el sótano durante un incendio, no pudo escapar de las llamas y falleció. Por todo este pasado, hay quien dice que sus espíritus aún permanecen en el lugar.

El preventorio de Aigües de Busot

Es otro de los clásicos de la provincia, por no decir el más misterioso. Hablamos de hotel de lujo y balneario del siglo XIX, que aprovechó las aguas termales de la Sierra Cabezón de Oro hasta el inicio de la Guerra Civil, cuando fue destinado a hospital de enfermos de tuberculosis.

Siempre ha estado relacionado con actividad paranormal y múltiples leyendas, entre ellas la de una señora vestida de blanco, la Dama Blanca que se dice transita por este lugar. También en una ocasión captaron la imagen de un monje con un niño en brazos. Y aunque no se puede visitar por dentro, es un escenario perfecto de terror, como pensó Carlos Samper para inspirarse en su obra de suspense “Preventorio”.

Sanatorio de Torremanzanas

En el municipio de Torremanzanas encontramos este sanatorio que fue construido en el año 1926 por la comunidad religiosa Compadre Jesús. Se utilizó como casa de reposo, posteriormente como colonia infantil de vacaciones, y como hospital infantil. Durante la Guerra Civil pasó a ser hospital militar, y al finalizar ya se instauró como sanatorio antituberculoso hasta 1963, aprovechando que el aire fresco beneficiaba a estos pacientes.

Hoy en día se encuentra abandonado y en bastantes malas condiciones, y es frecuentado por investigadores de fenómenos paranormales. De hecho hay quien cree que el lugar está cargado de energía negativa que desprenden los antiguos enfermos del lugar, y dicen haber captado psicofonías.

Biblioteca de Elche

El edificio que hoy acoge la Biblioteca Municipal de Elche fue antiguamente un convento de frailes Franciscanos y Hospital de la Caridad. Dicen que es un lugar en el que ocurren cosas muy extrañas por la noche, y donde el espíritu de los monjes deambula, como pudo comprobar un guardia de seguridad en los años 90, un suceso que tuvo mucha repercusión mediática. Fue contratado para proteger unas valiosas obras de arte que estaban expuestas temporalmente en la biblioteca, y salió de allí aterrorizado.

Una de las noches, el guardia comenzó a escuchar un ruido estremecedor de arrastre de cadenas en el claustro y la biblioteca. Al acudir a ver qué ocurría, se encontró con una pila de libros amontonados en una mesa, que no estaban allí antes. Decidió no darle más importancia hasta que en una de sus rondas se cruzó con el espectro de un monje, y salió de allí corriendo todo lo que pudieron sus pies, y aterrado, como es normal.

La cuesta mágica de Crevillente

La cuesta mágica de Crevillente no es un lugar puramente terrorífico, pero sí ocurren cosas paranormales que han sido investigados por muchos equipos. La cuesta mágica en realidad se trata de un tramo de carretera de unos veinte metros en el que los vehículos, estando en puerto muerto, en lugar de bajar, ¡suben!

La explicación a este hecho parece estar en una ilusión óptica que provoca nuestro cerebro. ¿No te parece misterioso?

Torre de la Calahorra

Regresamos a la ciudad de las palmeras. A la actual biblioteca se le une la torre de la Calahorra, un lugar con un pasado histórico espectacular en el que murieron muchas personas. Fue fortaleza árabe, castillo medieval y la única logia masónica de rito egipcio que existió en España. Su interior aún alberga detalles y decoraciones de simbología masónica.

El lugar cumple los requisitos para alojar fenómenos paranormales, e incluso la última persona que habitó en el lugar cuenta que un día se encontró con un ser sin cabeza. Es un lugar estudiado por parapsicólogos, que descubrieron en la grabación de psicofonías que aparecían diferentes voces y lamentos. Sin duda un fantasmagórico lugar de misterio y muerte.

Carretera de Santa Pola

No podía faltar un lugar de apariciones en carretera, y concretamente en curvas peligrosas con alta tasa de accidentes. Hay muchos testimonios que cuentan haber visto a la “mujer de la curva” en la carretera N-332 a la altura de Santa Pola. Esta mujer vestida con un camisón blanco deambula por el arcén durante la noche, te invita a parar, y hay quien cree que aparece para avisar de un hipotético accidente. Tras avisarte, desaparece.

Lo que sí es cierto es que en este tramo de carretera se han dejado la vida muchas personas, ya que se trata de una vía muy transitaba, sobre todo en verano, y con unas rectas muy largas y curvas muy pronunciadas. Otras carreteras alicantinas en las que aparece la chica de la curva son el Maigmó y Orihuela.

Finca Palmeretes

Finalizamos en San Juan, para ser más exactos en la conocida como Finca Palmeretes. Se trata de una mansión de lujo del siglo XIX que desde hace años se encuentra abandonada y tapiada, y ha sufrido más de diez incendios en los últimos años.

Está en muy mal estado y de ella se han contado muchas historias de fantasmas. Todo el que lo conoce coincide en que es un auténtico escenario de terror.