Su pasión es la bicicleta. Villena cuenta con un nutrido grupo de 'guerreras', amantes del ciclismo, que realizan quedadas periódicas para poder disfrutar de su tiempo libre en contacto con la naturaleza.

Además, rompen un poco con el estereotipo de que las bicis, además de “no ser para el verano”, son también para las mujeres, sin importar edad alguna. Hace un tiempo leí los comentarios de una joven de 31 años que afirmaba que se había aficionado a la bicicleta de montaña, y que gracias a ella había cambiado unas manías por otras más sanas, y he dejado atrás ciertos vicios inconfesables.

Pues bien, en Villena existe un grupo de chicas, de todas las edades, que realizan quedadas para pedalear. Cuentan con un grupo en Facebook, al que, de paso, invito a todas a visitarlo y, una vez ahí, animarse a coger la bicicleta. El grupo se llama “Chicas de Villena en bicicleta de montaña”, y dicho grupo cuenta con 62 miembros.

No obstante, y con las tecnologías de hoy en día, tienen un grupo de WhatsApp donde quedan para salir a la montaña. En este grupo están las más activas. Unas veces se juntan seis o siete, otras tres o cuatro, pero siempre están dispuestas, siempre que el tiempo sea favorable, a realizar unos cuantos kilómetros.

Por nombrar a algunas, hablo de Mariate, Ceci, Alicia, Ana, Belda, Carmen, Charo, Esther, Isa, Loli, M. Carmen, María José, María, M. Ángeles, Marisa, Paola, Pepi, Pepika, Raquel, Siomara, Vero, Merce “La Salaica”. Pero hay muchas más, y que me perdonen si no las he citado a todas.

Han hecho de la bici una pasión. Y como buena pasión, y tras unos cuantos kilómetros, lo que sí que es obligado es un buen almuerzo (confieso que si fuera yo, únicamente iría a lo segundo).

Pero hay que profundizar en la cuestión. Una mujer en bicicleta es un símbolo de empoderamiento y libertad que cada una necesita sentir al momento en que el aire acaricia su cabello o sus manos deciden la dirección del manillar, y siente la seguridad que implica conducir bajo las reglas de vialidad.

Es este poder el que una mujer necesita recordar cada vez que se sube a una bicicleta, en falda o pantalón, zapatos planos, zapatillas o tacones, con bolsa o mochila. Sigue siendo ella quien decide el camino.

Hay que recordar que la bicicleta es un medio de vida, una forma de transporte, un deporte, un ocio… Entre las mujeres existen cuidados, y me explico: Entre ellas se genera otro tipo de ritmo. Es el cuidado de esperarse unas a otras, de ir al ritmo de la más lenta... esto hace que sus actividades sean más fáciles y más inclusivas para todo tipo de mujeres. Los grupos masculinos son más competitivos, quizás haya un ambiente más duro.

Este grupo nació de una forma muy natural, desde la inquietud que tenían algunas de ellas simplemente por pedalear, por hacer un grupo entre mujeres ciclistas, porque vivían el ciclismo en un ambiente muy masculinizado. Les apetecía disfrutar de una forma diferente de ciclismo, y lo están consiguiendo.

¿Quieres formar parte de este grupo? ¿A qué esperas? Te van a recibir con los brazos abiertos. Ya sabéis chicas, en Facebook tenéis toda la información en el grupo “Chicas de Villena en bicicleta de montaña”. Y en WhatsApp también las podrás encontrar. Además, te pueden contar de dónde viene el nombre que se han puesto en dicha aplicación: "Sin bragas y a lo loco".