La industria del juego online ha demostrado un considerable crecimiento en los años recientes que han supuesto una mayor penetración de la actividad como medio de ocio entre la sociedad, especialmente para aquellos que se encuentran en condiciones de practicarla. Sin embargo, de acuerdo un estudio publicado recientemente por Cinco Días, los beneficios de la industria han sido menores en el período anual de 2018, en comparación con el año 2017.

Un estudio realizado por el Diario Cinco Días, muestra un análisis de las actividades financieras de las españolas Codere Online, Luckia Apuestas, Sportium, Retaber y Kirolbet, que han arrojado interesantes datos y cifras que hoy por hoy son importantes tomar en cuenta. De una facturación total de 2137 millones de euros en 2018 de estas cinco empresas, son apenas 14.7 millones de euros; es decir, 0.68%; los que se han registrado como beneficios, representando una baja del 15.2% en comparación que el año anterior.

Sin embargo, se cree que esto es debido a la estrategia competitiva que estas empresas han adoptado para superar a las marcas internacionales que cuentan con mayor reconocimiento, como William Hill, Bwin, Bet 365, entre otros que han acaparado el mercado mundial de las apuestas.

Esta estrategia competitiva se basa en los premios que son entregados, ya que el 85% de todo este ingreso acumulado, es destinado a los premios, factor que contrasta mucho con las marcas internacionales con campo de acción en España, cuyo porcentaje destinado a esto mismo es considerablemente menor al de las marcas españolas.

Aun así, el porcentaje de ingresos como resultado de la actividad de los usuarios ha crecido un 35% entre 2017 y 2018, lo que sin duda alguna significa un paso adelante en la superación de las marcas nacionales sobre las internacionales. Y aunque las cifras del segundo trimestre del 2019 arrojen un freno en la expansión del juego, lo cierto es que el año aún no termina y hace falta ver el desempeño de estas marcas nacionales en la segunda mitad del año.

Sin duda alguna algo que muchos críticos y favorecedores de la industria del juego nacional han comentado, es la necesidad de crecimiento de esta misma dentro de la región por encima de las empresas provenientes de otros países y que han encontrado casa en España, dado que son las locales quienes han logrado comprender mejor las necesidades del jugador español.

Este es un factor importante y difícil al mismo tiempo, dado que el 73% de la población española practica juegos de azar, y siendo las apuestas deportivas las que ocupan el 98% de las ganancias generadas por la industria, es importante conocer y reconocer las necesidades de este público español que es uno de los más exigentes a nivel internacional.

Se espera que en los siguientes meses que restan del año las empresas nacionales puedan verse mejor beneficiadas en el análisis financiero del cierre del 2019, a modo de poder seguir ofreciendo un juego de calidad para todos sus usuarios.

Oficina de prensa: Tragaperrasweb.es