El precio medio de las entradas para conciertos en España (13,19 euros) rompe este año la bajada continua registrada desde 2014, cuando se situaba en 13,08 euros. En 2015 descendió muy ligeramente hasta los 13,05 euros, y el año pasado se apreció una mayor bajada, estableciéndose el precio medio en los 12,6 euros.

De esta forma, acudir a un concierto en la provincia cuesta 13.89 euros de media mientras que el precio de hacerlo en la capital asciende a 12.01 euros.

La reducción del impuesto que grava los espectáculos de música en directo hasta el 10%, impulsada el 28 de junio de 2017, apenas ha influido todavía en el precio de los conciertos, según el ranking publicado por Ticketea en el IV Informe Anual sobre el precio medio de la música en directo en España a partir del análisis de casi 6.000 conciertos y 500.000 compradores repartidos por toda la geografía española.

No obstante, el estudio precisa que, analizados más de 1.100 conciertos de música en directo cuyas entradas salieron a la venta tras la reducción del IVA, el resultado del precio medio de la entrada se sitúa en 13,11 euros, un 0,76% menos que en la primera mitad del año, cuando la entrada media se situó en 13,21 euros.

A Coruña y Barcelona, claves en la subida

Este incremento en el precio de las entradas viene impulsado, según se aprecia en los datos del estudio, por el crecimiento experimentado en dos provincias con importante oferta musical: A Coruña, donde el precio medio asciende hasta los 14,07 euros --un 17,3% más que en 2016-- y en Barcelona, con un crecimiento del precio medio de una entrada de conciertos de 14,4%, situando la entrada media en 15,27 euros.

También se ha incrementado el precio de las entradas en Murcia (un 14,3%), Asturias (13,3%), Zaragoza (8,7%) y Alicante (4%).

Madrid, Valencia y Sevilla bajan

En Madrid, en cambio, el precio de las entradas ha descendido durante 2017 un 3,1%, con un coste medio de 12,01 euros, por debajo de la media nacional de 13,19 euros.

Otras dos grandes ciudades que ven descender su precio son Valencia, con una media de 12,8 euros, un 5,7% menos que en 2016, y Sevilla, que baja un 8,2% respecto al año pasado y vende a un precio medio de 10,8 euros las entradas de los conciertos.

Baleares, la más cara

Las Islas Baleares encabeza la lista de las provincias más caras con un precio de 18,18 euros, seguida de Girona (17,74 euros) y Tarragona (15,78 euros), cuyos precios son más altos que la media debido, en buena parte, al coste de los conciertos de primer nivel, tanto de artistas nacionales como internacionales, que ofrecen sus festivales musicales de verano.

La cuarta provincia más cara es Barcelona, con un precio medio de 15,27 euros, mientras que Lleida está muy por debajo de la media de Cataluña, con 10,71 euros, un céntimo por debajo de los resultados de 2016.

A Barcelona la siguen Murcia (14,52 euros), A Coruña (14,07 euros) y Alicante (13,89 euros), mientras que al final de la cola están Guipúzcoa (10,36 euros), Pontevedra (10,56 euros) y Sevilla (10,8 euros).