El saxofonista Scott Hamilton dijo en su día que "la única discapacidad en la vida es una mala actitud". Es una de esas frases con las que te quedas, que siempre la llevas por bandera, y que sirve de reflexión. Estos últimos días hemos sabido que la película de Javier Fesser 'Campeones' representará a España en los Oscar.

Esta película, que no cae en la emotividad ñoña ni en la compasión, merece esa estatuilla. Y lo merece no como favor al film, sino al público que ha tenido la oportunidad de verla y que podrá disfrutar de una historia de gente que no solo sueña, sino que sobre todo hace soñar.

La discapacidad no te define. Te define cómo haces frente a los desafíos que la discapacidad te presenta; y en este sentido, el director de la película, Javier Fesser, ha tratado esta historia desde el respeto y la admiración.

'Campeones' ha marcado un antes y un después: Por fin, millones de personas, como lo demuestra el hecho de que sea una de las películas más taquilleras, han mirado y conocido a las personas con discapacidad intelectual. Ahora se interesan por ellos, por sus vidas, por sus necesidades y derechos. Todo suma de cara a una sociedad más tolerable.

El orador motivacional Nick Vujicic manifestó que "se nos pone en situaciones difíciles para construir nuestro carácter, no para destruirnos". Este largometraje es constructivo al cien por cien. Fesser ha querido reflejar en 'Campeones' dos cosas: Una, que es una gran película; y dos, que su gran mensaje de sensibilización ha calado en el conjunto de la sociedad española.

Y es que, y como bien dijo Stevie Wonder, "solo porque un hombre carezca del uso de sus ojos, no significa que carezca de visión". Esta película merece un Oscar, pero aunque no lo lograra, el mensaje ha calado en miles de espectadores.

Algo parecido sucedió en las recientemente finalizadas fiestas de Moros y Cristianos de Villena, donde, y en La Cabalgata, pudimos comprobar que la discapacidad no es una lucha valiente o coraje frente a la adversidad. La discapacidad es un arte.

Es una forma ingeniosa de vivir. La Junta Central de Fiestas de Villena, en colaboración con el IES Hermanos Amorós representado por alumnos y profesores del centro, mostraron una recreación histórica basada en la obra "Entrada de Roger de Flor en Constantinopla", del pintor malagueño José Moreno Carbonero, donde además participaron un grupo de chicas de C.E.E. APADIS y unas invitadas muy especiales venidas del Club Algar de Elche: la campeona del mundo de Gimnasia Rítmica con Síndrome de Down y Campeona Olímpica Sara Marín Fernández; María Díez tercera clasificada en el último mundial y Sergio De la Iglesia, campeón de España y única representación masculina en los Mundiales de Alemania celebrados este año.

Muchos de nuestros sueños parecen primero imposibles, luego parecen improbables, y luego, cuando despertamos nuestra fuerza de voluntad, pronto parecen inevitables. Mucha suerte a la película 'Campeones'. No obstante, para nosotros, ya lo sois.