La bacteria en cuestión, llamada Methanosarcina, es un microbio productor de metano que habría florecido de forma explosiva en los océanos, arrojando cantidades ingentes de metano a la atmósfera y cambiando... PINCHA AQUÍ PARA SEGUIR LEYENDO