Esta mañana nos levantábamos con una noticia impactante. Un menor de 13 años de Alicante estaba siendo acosado desde el inicio de curso por algunos de sus compañeros cuando pidió ayuda a sus padres.

También pidió ayuda a su profesor durante el transcurso de una clase, lo que llevó a la expulsión de dicha clase de uno de los acosadores. En represalia, al salir de clase, seis menores agredieron a la víctima en una calle cercana a su Instituto.

Tras la denuncia interpuesta por la madre y con la colaboración del centro, se han puesto en marcha los protocolos del Plan PREVI, Plan de prevención de la violencia y promoción de la convivencia en los centros escolares de la Comunidad Valenciana, y al tratarse de una agresión grave se ha comunicado el incidente a la Fiscalía de Menores para que tenga conocimiento.

Según Educación, el modo de actuar ahora de la Fiscalía ya no es de su competencia pero sí han precisado que el PREVI de Alicante está tratando el caso y como medida de prevención, ha enviado a casa a los agresores mientras la Inspección de Educación realiza su trabajo. El Plan PREVI da respuesta a las necesidades referentes a problemas de convivencia, detectadas por la propia comunidad educativa.

Contempla tres tipos de medidas:

  • • Medidas de prevención dirigidas al Sistema Educativo para que se pueda intervenir con instrumentos sencillos y operativos y lograr que todos se sientan seguros.
  • • Medidas de prevención concretas dirigidas a la población en riesgo. Con ellas se pretende que todo alumno que pueda sufrir alguna situación de violencia se sienta inmediatamente atendido.
  • • Medidas de prevención y sensibilización dirigidas a toda la sociedad ya que toda ella ha de verse implicada.

El objetivo más inmediato del Plan PREVI es conseguir que se establezca en el seno de la sociedad, y especialmente de los centros, una cultura de la prevención, acompañada de rutinas y mecanismos que normalicen y visibilicen tanto la existencia del problema como el rechazo contra él. Negando que existe acoso escolar, ciberbullying y otros problemas de convivencia, se consigue restar importancia a la violencia y se impide que se trabaje para que casos así no se den en nuestros centros educativos. El reconocimiento de la importancia que tienen la violencia en el ámbito educativo y la convivencia escolar es primordial.

Si queréis obtener más información sobre este Plan y qué se está trabajando en los Institutos en tema de acoso escolar y convivencia, podéis contactar con los Orientadores o Coordinadores de convivencia de vuestro Instituto. Si conocéis un caso de acoso o cualquier tipo de violencia en el ámbito educativo, también disponéis del Teléfono del Menor, 116111. Es un teléfono gratuito para el público, que funciona ininterrumpidamente las 24 horas al día, y tiene como objetivo general centralizar las llamadas telefónicas que denuncien o pongan de manifiesto presuntas situaciones de riesgo o desamparo de menores de edad, ofreciendo una respuesta inmediata, reorientando la situación o derivándola a los organismos competentes para su investigación y/o intervención.