Leyendo el artículo de opinión de Ciudadanos Villena sobre el colectivo LGBT en los diferentes medios de comunicación me llama la atención dos detalles de lo expuesto por Moisés Catalán.

El primero es la afirmación siguiente "nuestros políticos lo que persiguen es aparecer en la foto, aparentar que están trabajando y conseguir votos..." No sé si le ha fallado el subconsciente, pero decir esa afirmación en plena campaña electoral acompañado por una foto donde está la candidata de Ciudadanos pues no es muy coherente más cuando está candidata ni su trayectoria vital ni lo descrito en el artículo tienen que ver con ella.

El segundo detalle es la necesidad de contar como se organizó el último orgullo en Villena para colgarse medallas. Es cierto que fue ciudadanos quien propuso su organización invitando, no sólo a partidos políticos sino a diferentes actores sociales.

También es cierto que lo quisimos hacer en un segundo plano sin protagonismo pues como dije en aquella primera reunión, como coordinador de Cs, el tema LGBT como otros temas de sensibilidad general no se puede ni se debe politizar pues corresponde a toda la sociedad, no se trabaja para nuestros intereses sino para el beneficio y el bienestar de todo un colectivo por lo que entendía que había que dejar el discurso político a un lado y trabajar juntos en pos de una libertad afectiva sexual plena basada en el respeto.

Por eso no entiendo que casi un año después ciudadanos quiera reivindicar aquel hecho pues lo importante no es el quien sino el qué y el cómo. Esto deja sin coherencia el discurso de un trabajo en conjunto por la búsqueda de un rédito político. Ciudadanos no busca con este artículo el beneficio de un colectivo sino la utilización de este para la consecución de un puñado de votos. Ciudadanos no está buscando la transformación de la sociedad y su bienestar, pues ésta es lenta y laboriosa sino reivindicaciones como ésta convierten en otros los objetivos, serán más o menos éticos pero otros al fin y al cabo que no puedo compartir.