Has dejado huella en cada una de las personas que has conocido.

Gracias por tu mirada tan viva, tu sonrisa, tus bromas, por tu alegría de vivir, por tu compromiso con la felicidad, por tu inteligencia y saber estar en cada momento.
Gracias al Alfonso hijo, por tomar las riendas de tu casa cuando tu padre se fue, por cuidar de tu madre, de tu "jefa", por animarla y transmitirle que para adelante siempre.
Gracias al Alfonso hermano, que eras el pequeño, pero los arrastrabas y los liabas como si fueras el mayor.
Gracias al Alfonso tío por querer a cada uno de los 6 ángeles de tu casa como si fueran tus hijos.
Gracias al Alfonso amigo, noble leal, dispuesto a estar con todos y para todos. Qué bonito Alfonso cuando alguien me cuenta anécdotas vividas a tu lado.
Gracias al Alfonso trabajador, que rompió las barreras jefe-trabajador, fomentando el cariño, el compañerismo, la familia...
Gracias al Alfonso padre... Muero de pensar el padrazo que eras y que Pepe no ha conocido. Ahora lo verás desde arriba jugando, haciendo travesuras y besando tus fotos. Dice que los goles que meta son para ti.
Gracias mi amor, por quererme, por permitirme quererte yo a ti, por formar una familia a mi lado. Porque por un solo minuto vivido juntos, ha valido la pena tanto sufrimiento. Porque me casaría contigo cada día.
Desde que te pasó esto has estado cuidando de nosotros, poniendo en nuestro camino a personas maravillosas que han cuidado de ti, y de nosotras. Primero en el hospital de Elda, después el La Pedrera en Denia, y por último en "La Morenica". Gracias por todo, por alegrar los días de Alfonso con chistes, con mimos, por ser sus manos y sus pies, y por convertiros en una extensión de nuestra familia desde el primer al último día.
Alfonso ya no ha podido más y se ha ido en silencio,cuando menos lo esperábamos.

Alfonso se ha ido en un fin de semana complicado.

Un día después de saber que SE CIERRA TU CASO, ya no has podido luchar más.
Te has ido el 16 de octubre, el día que se conmemora el día Internacional de la RCP.
Y te dijimos adiós en una ceremonia el mismo día y a la misma hora que nuestro aniversario de bodas. El 17 de octubre a las 17 de la tarde.
Amor, descansa y cuídanos. Danos la fuerza que tanto necesitamos para entender que ahora sí, que todo acabó.
Sé, que vas a estar en nuestro corazón siempre y guíanos siempre por el camino de la alegría, del optimismo y la fuerza.
Gracias en nombre de Alfonso, de toda la familia, de nuestro hijo y mío por tantas muestras de amor desde hace 4 años y este fin de semana especialmente.
Ojalá hubiéramos podido atender todas las llamadas y mensajes y dedicaros algún minuto más en vuestro pésame.
Gracias con todo nuestro corazón.

Ahora toca reubicarnos, llorar y dejar salir todo este dolor acumulado y en "pausa" desde hace 4 años, para recargarnos del amor que nos vas a seguir enviando desde arriba.

Cuídanos amor mío, y como dice tu peque, enséñale al yayo las fotos que se han ido contigo. Te quiero amor mío.

Ahora más que nunca