Los tres meses de confinamiento han significado para el pequeño comercio local de Sax una avalancha de malas noticias en forma de anuncios por cierre de establecimientos que no han visto la posibilidad de sobrevivir en números rojos ante las ayudas que no acaban de llegar.

La cuarentena ha pasado factura a tiendas de bicicletas, panaderías, bares, tiendas de regalos, deportes y otros que van han anunciado que tiran la toalla en breve.

Dentro de poco también conoceremos si podremos seguir saliendo a beber por la noche del mismo modo que lo hacíamos .

Los últimos dias se ha acelerado el anuncio de bajada de persianas en el sector del ocio nocturno y la restauración.

La algarabía de los cuartelillos de el centro histórico como alternativa a este, se prevee como un nuevo frente con el que tocará lidiar .