La noticia no es otra que un anuncio del PSPV anunciando que el 20% de cargos propuestos en sus listas electorales estarán cubiertas por jóvenes desempleados. Dicen, que es una medida más para luchar contra el desempleo juvenil. Si en lugar de estar escrita en mi pantalla de ordenador, hubiese sido dicha por algún famoso en algún late show de humor o en alguno de esos programas también de humor que se dan en televisión cuando terminan las noticias de la noche, hubiera pensado que se trataba de una ocurrencia del equipo de guionistas del programa en cuestión. Pero no, no va de chiste. Es una noticia seria.


Bueno, tan seria como cada uno se la quiera tomar, por que como dirá seguramente algún andaluz: la cosa tiene guasa. Imagino en primer lugar que ese 20% de jóvenes, será de jóvenes que pertenezcan o estén cerca del PSPV, pues no entendería yo, ni seguramente ustedes tampoco, el que en una lista del PSPV figurara alguien de España 2000, por decir algo.


La noticia ya empieza a hacer agua por ahí, pues entonces ya no deberían anunciar que luchan contra el paro juvenil, así a secas, sino decir que luchan contra el paro juvenil de sus afiliados o simpatizantes. Lo segundo que me llama la atención, pensando en la ley electoral y en las actuales listas, es pensar que si realmente se quiere dar empleo a esos jóvenes, deberán ocupar los primeros puestos en las listas y la verdad, es que no me veo yo a la señora Valenciano por la labor, máxime después de anunciar a bombo y platillo, que para obtener votos se desnudaría si fuera preciso. Ya no digo nada de todos aquellos que llevan años viviendo de la política y que imagino, quieren seguir así muchos años más.


Para terminar de cuadrar esta “boutade”, viene la cuestión matemática. Según los datos del SEPE, a marzo del 2014 había en la Comunidad 43.707 parados menores de 25 años. La Comunidad Valenciana cuenta con 542 municipios, en muchos de los cuales no cobra nadie o casi nadie, debido al nº de habitantes. Vista así la cosa y teniendo además que repartir cargos con el resto de partidos, ¿a cuántos jóvenes piensan emplear?


Estoy convencido de que a estas alturas de la crisis, el poder buscar argumentos para una campaña política no debe ser fácil, pero querer utilizar el argumento lanzado por el PSPV, es en mi modesta opinión de gente rastrera y sin vergüenza alguna. No se puede jugar con las expectativas de la gente. No se pueden lanzar noticias que ya nacen viciadas de mentira y oportunismo. No se puede intentar engañar a una parte de la población que, por sus condiciones (edad, educación, etc.) son presa fácil para estas consignas-carroña. No se puede, en resumen, intentar comprar votos con mentiras tan evidentes. Insulta a nuestra imaginación y no deja en muy bien papel que digamos, al emisor de la misma.


Si las ideas del PSPV son esas, mucho me temo que ya han tocado fondo en cuanto a imaginación se refiere. Debo pensar entonces que ya han agotado el saco de propuestas y que ya tan solo les queda la huida hacia adelante, con propuestas ilógicas y hasta risibles, si no fuera porque la situación de nuestro mercado de empleo, no es de risa.


Luego vendrán los pactos anti natura, el hablar de las herencias recibidas y el rodearse de jóvenes en los mítines, pero ahora y a falta de nada mejor, intentan convertir el proceso electoral en algo así como mujeres, hombres y viceversa, en el que proponen que los tronistas sean los jóvenes desempleados, Tal vez lo próximo sea otra isla de los supervivientes, en la que el premia a ganar, sea un empleo. De momento y a falta de propuestas serias… palabras, tan solo palabras.