Es cierto, no es oro todo lo que reluce, y por mucho que la concejala de turismo Verde Mercedes Menor quiera vender su aventura en Armenia como un éxito, la realidad es sustancialmente distinta a sus palabras en cuanto a que este viaje vaya a significar algo importante para nuestro turismo o para nuestras Fiestas de Moros y Cristianos, mas bien al contrario, pues cuando a costa de buscar una excusa se resta importancia a unas celebraciones centenarias se aprecia claramente la ausencia de planificación en la acción.

Muchas son las cuestiones que se pueden contradecir de las declaraciones de la edil verde del pasado lunes, comenzado por asegurar que las entrevistas que dice ha realizado en las televisiones nacionalesde ese país, esas que no hemos visto todavía ,ni son ni van a ser consideradas acciones promocionales para conseguir la declaración de Fiestas de Interés Turístico Internacional para las Fiestas de Moros y Cristianos de Villena. Y no lo van a ser porque las acciones promocionales deben de estar dirigidas exclusivamente al objeto de la promoción y no a una miscelanea de cuestiones que pasan de perfil por todas ellas sin hacer hincapié en ninguna en concreto y porque esa acción se aleja sustancialmente de lo que supone una verdadera acción promocional pensada, planificada, estructurada y puesta en marcha para lograr el objetivo deseado.

Es llamativo el hecho de los trajes que aparecen en el stand de nuestra ciudad, en el cual los elementos del bando Moro brillan por su ausencia a petición de la propia concejala a la Junta Central de Fiestas, como uno de los requisitos que se establecieron para la presencia de Villena en esta feria con lo cual un 50% del producto que se quiere vender ha quedado sin mostrar,por tanto la pregunta es muy simple y sencilla, ¿que fiestas de Moros y Cristianos vendió Mercedes Menor en Ereván?

Desde el PSOE consideramos que cuando un ayuntamiento, en esto caso, una concejala de Turismo se aventura a viajar 5 días a otro país a cargo del dinero público tiene laobligación de haber estudiado a fondo y a conciencia las singularidades y el contexto sociocultural y político del país al que se van a dirigir los esfuerzos económicos. Un gestor público que se precie de ser bueno en su trabajo debe de ofrecer a sus conciudadanos, (que le pagan el viaje), datos reales que muestren que ese gastos tiene un retorno real y demostrable y además exhibir públicamente las intenciones antes, y los resultados a posteriori.

Pero no, eso no es el estilo Verde, pues lo que no cuenta Menor es que en Alicante hay aproximadamente 900 personas venidas de Armenia, siendo más que cuestionable ese efecto llamada del que hablaba antes de su viaje. Tampoco cuenta, que el nivel de vida en Armenia es uno de los mas bajos del continente, con un PIB per capita de 3.435€ cuando en nuestro país es de 38.104,03 (datos del 2017), y ante esta realidad tendrá que explicarnos a los ciudadanos y ciudadanas de Villena, de donde se ha sacado esas previsiones y que datos las sustentan.

Los gestores públicos, si además presumen de pertenecer a la “nueva política”, debemos de responder antes nuestros administrados con resultados, y esos resultados se deben de poder comprobar más allá de unas declaraciones que cuando no aportan datos no dejan de ser simples apreciaciones personales de la concejala, que a modo de cuento bonito pretende que sus palabras sea suficiente para dar carta de legitimidad a su acción.

Es curioso, muy curioso, y además clara muestra de como este equipo de gobierno carece totalmente de planificación en la visión de ciudad , de organización en sus actos y de coordinación entre concejalías el como ahora un año después de que el video promocional de las Fiest as de Moros y Cristinos musicalizado por Niña Pastori esté colgado en las redes, ( con un irrisorio número de visitas para nuestro alivio), y después de 7 añoscomo concejala de Turismo,nos diga que ahora se va a hacer un libro de estilo para evitar estas confusiones, cuando su labor y el de la concejala de Fiestas ,en este caso, consiste en estar pendientes de todos los trabajos que se realiza para promocionar el producto Villena la muestren en todas las ocasiones reluciente y perfecta, sobre todo si esa promoción es pagada con fondos públicos.

El grupo municipal el PSOE desconocemos el coste que ha tenido el viaje a Armenia, esperamos que la propia concejala lo haga público junto con los resultados obtenidos en forma de retorno de la inversión en cualquiera de sus formas , pero nos preguntamos si en un ayuntamiento saneado económicamente el low-cost que parece sustentar este viaje debe de significar un “todo vale” de cualquier forma y en cualquier lugar.