Ya son muchos años (unos 45, poco más o menos) los que han pasado desde que decidimos abrir nuestro primer taller.

Un espacio donde, además de un buen trabajo, también buscábamos un buen ambiente; que venir al taller dejara de ser una tediosa tarea para convertirse en un gusto, un placer, una forma de darle un homenaje a tu vehículo. Ese objetivo no ha cambiado a lo largo de nuestra historia y, por eso, nos gustaría mostrarte cómo a raíz de nuestra búsqueda de ese equilibrio entre buen ambiente y buena calidad, ¡la hemos vuelto a liar!
De aperitivo, el plato fuerte (menos mal que no somos un restaurante). Hemos abierto una nueva sede muy cerca del taller original, donde trasladamos toda la mecánica y la chapa para tener mayor abarque y que ningún coche se quede atrás: ¡igual te hacemos un cambio de aceite que te dejamos ese golpetazo como nuevo! Trabajamos con chapa, plásticos, aluminio… prácticamente todos los materiales de tu vehículo, con el cariño y la experiencia de siempre. Para colmo, le hemos añadido algunas comodidades a nuestros empleados como un vestuario, una cocina, más puestos de trabajo…


Continuamos con algo ya conocido: nuestra sede original. Hemos decidido hacer algunas pequeñas reformas que mejoren el aspecto y la funcionalidad del sitio: nuevo box de pintura, repartir mejor las zonas de trabajo, nuevo cuarto para residuos… Para no quedarnos cortos, nos hemos propuesto dedicar un espacio exclusivo al cambio de lunas de tu vehículo, además de mejorar las zonas que ahora se emplean para trabajos de pintura. La guinda es que nuestros empleados, de nuevo, tienen un espacio para descansar y así trabajar más cómodos.


Ahora viene la parte que toda persona que visite nuestras instalaciones verá en más detalle: las nuevas oficinas. Haciendo hincapié en ese “buen ambiente” del que hemos hablado ya, le hemos hecho un lavado de cara a nuestra zona de recepción para que la sensación de entrar a nuestro taller sea la misma que entrar en tu propia casa. Las nuevas oficinas se ubican justo a espaldas del nuevo taller de mecánica y chapa, con vistas a la montaña. Tenemos aseos unisex, zona de clientes, zona de administración, una pequeña sala de reuniones acristalada y una zona para vehículos donde podrás dejarnos tu coche para que le hagamos una puesta a punto antes de llevarlo a taller. Lo dicho, como en casa.


Y como dicen en la teletienda: espera, ¡aún hay más! No contentos con todo lo ya dicho, vamos a darle una vuelta de tuerca a nuestra tecnología. Ahora podemos controlar mejor el estado de tu reparación utilizando un sistema de fichajes por trabajos completamente informatizado. En cristiano: que el progreso de tu coche lo controlamos paso a paso, asegurándonos de que todo se quede bien hecho. Añadámosle a esto que…
… trabajamos con prácticamente todas las aseguradoras.
… te hacemos una tasación in-situ de tu vehículo.
… nos hemos comprometido con las energías renovables alimentando nuestras instalaciones con placas solares.
… vamos a ofrecer un puesto de carga para vehículos híbridos.
… estamos renovando nuestra variedad de coches de sustitución.
… en breve pondremos en funcionamiento un servicio de citas online para mecánica rápida.
.. y ¡poco más se puede pedir!


Buen trabajo y buen ambiente, nuestro objetivo desde el primer día. Que no sólo tu vehículo vuelva a ser como antes, sino que tú te sientas como en casa. Aquí en Talleres Parodi cada paso que damos es en esta dirección, y queremos que, como cliente, formes parte de nuestra historia. De parte de todo nuestro equipo, muchas gracias y un fuerte abrazo.