Telémaco es el nombre de una firma villenense con más de 20 años de trayectoria en el mundo de internet. Mucho ha llovido desde aquellas primeras páginas web desarrolladas con medios precarios pero con una enorme ilusión por aprender una nueva profesión que todavía no estaba inventada.

Siempre vinculada a la ciudad de Villena, sus fundadores han conseguido ahora que empresas importantes nacionales e internacionales se fijen en nuestra ciudad para instalar sus centros de desarrollo posibilitando así la creación de una nueva industria tecnológica en nuestra zona.

Hace 4 años, Ticketea, la empresa española líder en venta de entradas por internet, adquirió activos de Telémaco y creaba en sus instalaciones un centro de trabajo. En estos momentos, siete ingenieros trabajan para la firma madrileña desde Villena, en proyectos de altísimo valor estratégico.

Recientemente, y gracias a la ampliación de sus instalaciones, Resa Wearables, una empresa tecnológica estadounidense con base en Arizona, ha decidido que sea en Villena donde se desarrolle buena parte de la ingeniería detrás de sus productos.

“Estamos muy contentos de que Resa Wearables haya elegido invertir en Villena ya no sólo por la oportunidad que brinda al talento local, también crea un precedente interesante para animar a otras empresas de todo el mundo a que sigan su camino e inviertan aquí. Siempre he escuchado a políticos y empresarios quejarse de lo poco diversificado que está nuestro tejido empresarial y esta es la oportunidad de crear una nueva industria de calidad en torno a la tecnología”, apuntan desde esta empresa pionera.

Nuevas instalaciones

Durante el verano pasado Telémaco cuenta con unas nuevas oficinas emplazadas en el Huerto Real, donde pretenden dar cabida a nuevas empresas que deseen instalarse en nuestra ciudad. Son más de 400m2 de unas modernas instalaciones donde predominan los espacios abiertos, zonas de ocio y reuniones, y la luz natural como garantía de una alta calidad de trabajo.

“El talento está en todas partes y nuestra zona, debido a nuestra calidad de vida, ofrece unos precios muy competitivos frente a grandes capitales y algo que estas empresas valoran por encima de eso es la baja rotación de nuestras plantillas. A diferencia de lo que ocurre en otros lugares, la poca oferta de puestos de trabajos tecnológicos evita que los ingenieros cambien de empresa lo que redunda en equipos duraderos y cohesionados”, indican desde Telémaco.

A fecha de hoy, catorce personas trabajan en las nuevas oficinas y se pretende que este número se duplique durante el presente 2018, por ese motivo, desde aquí, sus fundadores hacen un llamamiento para todos aquellos jóvenes ingenieros que quieran aprovechar la posibilidad de desarrollarse profesionalmente en Villena con proyectos de envergadura mundial.