Renfe estrena la nueva identidad visual de la marca AVE, que intenta reflejar la trayectoria del AVE a lo largo de los últimos 30 años y adaptarse a un nuevo posicionamiento de marca.

Coincidiendo con el 30 aniversario de la puesta en circulación del primer AVE entre Madrid y Sevilla, que se cumple mañana, la nueva identidad mira al futuro, pero sin olvidar esas raíces iniciales que lo han identificado durante 30 años y que hacen de AVE uno de los productos más reconocidos en España.

La nueva identidad visual de AVE es un restyling o renovación de la imagen existente hasta la actualidad. El pasado mes de enero, Renfe puso en marcha un concurso de ideas, abierto a cualquier agencia y empresa, para renovar la imagen de la marca AVE. A este concurso se presentaron más de 50 agencias creativas, de diseño y publicitarias, y tras el análisis de las propuestas y la valoración técnica y económica de las ideas, la agencia de publicidad TRUPP, de Bilbao, fue la ganadora del concurso.

A nivel visual el logotipo mantiene el énfasis en la letra central de la marca, la “V” que siempre ha tenido una personalidad más destacada. En esta evolución se presenta como metáfora de la confluencia de caminos, de personas, de experiencias y encuentros. Esta letra además, podrá usarse como isotipo aislado en algunas representaciones y soportes.

AVE se encuentra actualmente en un proceso de renovación con el que pretende acercarse a nuevos públicos y ampliar su número de usuarios, convirtiéndose en un producto más accesible a todos y ofreciendo una mayor flexibilidad en su oferta comercial, que podrá adecuarse a las necesidades de los diferentes viajeros.

Estos cambios comerciales se acompañarán con un importante cambio visual, en una marca que no había sido renovada desde su creación. Con estos nuevos cambios la identidad visual se adapta también para continuar siendo una marca moderna y actual, dispuesta a seguir compitiendo como líder del transporte en España, y manteniendo sus atributos de compromiso, liderazgo, excelencia, proximidad y flexibilidad.

Protección jurídica de la marca

Renfe ha reforzado la protección jurídica de la marca AVE, cuyos derechos están registrados en la Oficina de Marca Comunitaria, con su reciente incorporación a la Asociación para la Defensa de la Marca (ANDEMA), que defiende los derechos de la marca de las empresas en España.

AVE es el servicio de más calidad de Renfe y una marca reconocida y altamente valorada, no solamente por sus clientes, sino que se ha convertido en referencia de la alta velocidad a nivel mundial.

Asimismo, AVE es considerada como “Marca Renombrada”, que le confiere un especial grado de protección jurídica y legal, y ha sido nombrada “Embajadora de la Marca España” por el Foro de Marcas Renombradas de España.

Compromiso voluntario de puntualidad

Los atributos del AVE se enmarcan en la firme vocación de fidelidad con el cliente que caracteriza a Renfe, situando al viajero en el centro de sus decisiones. El compromiso voluntario de puntualidad es un hecho diferencial que convierte a Renfe en la compañía europea con el sistema de indemnizaciones más beneficioso para sus clientes.

El compromiso voluntario de puntualidad de Renfe en el AVE mejora con creces las condiciones de indemnización contempladas por la normativa europea y el Reglamento de la Ley del Sector Ferroviario. Así, Renfe devuelve el 100% del importe del billete del AVE en retrasos de más de 30 minutos; y el 50% del importe del billete en retrasos de más de 15 minutos.

Según fija el Reglamento del Parlamento Europeo, las indemnizaciones deben ser del 25% del importe del billete en retrasos entre 1 y 2 horas, y del 50% si el retraso es superior a 2 horas. El Reglamento de la Ley del Sector Ferroviario fija una devolución del 50% del importe en retrasos superiores a 60 minutos, y del 100% en demoras superiores a 90 minutos.

El compromiso de puntualidad de Renfe con sus clientes no solo eleva el nivel de calidad de los servicios, sino que se aplica en cualquier circunstancia, incluido en los retrasos o incidencias causados por fuerza mayor.