La Cabila quedó pequeña, para ver a las niñas y niños, de la Academia de Danza: Marian Tomás.

Comenzaba el acto con unas palabras de Cristina Ortega, Directora del centro de día, acompañada de David Maroto, ya que este año Marian Tomás a brindado la Gala a la “Asociación el Cerezo”.

El espectáculo daba comienzo con ingenio absoluto, Don Miguel de Cervantes y su mundialmente conocido Quijote, le seguía otro Genio inolvidable: Don Manuel de Falla y su amor brujo.

Una sección de música más actual, hilaba la gala hasta llegar a un momento mágico, la recreación de la estatua de Chapí, enormemente aplaudida, el puñao de rosas, el tambor de granaderos, la revoltosa, la jota de la bruja y una curiosa versión de la Entrada de Quintín Esquembre a tango, y para finalizar con George Bizet y su eterna Carmen.

Un enorme trabajo el de Marian Tomás y todas las alumnas y los alumnos de la Academia, para finalizar el curso con este magnífico broche de oro, que seguro guardarán en su memoria, alumnos, público y Marian.

arian nos contaba que estaba muy satisfecha del resultado final y del esfuerzo del alumnado y familiares, también quiso resaltar la ayuda brindada por Alberto Mateo, Toni Micó, Isa Molina, Zahira Tomás, Estefanía Gómez, Marina Navarro, Paco Baénas, Pablo López, Francis.J, Visualsonora, Berna, Batasoni y a la comparsa de Moros nuevos, en especial a Jorge y a su presidenta Marisa Abellán que cerró la gala con unas palabras de agradecimiento y apoyo tanto a Marian Tomás como a la “Asociación el Cerezo”.

Una espectacular noche que cada año se supera mas y mas, por lo que ya veremos que se le ocurre a Marian para el 2020, enhorabuena a toda la academia y en especial a Marian Tomas.