La videoconferencia organizada por la Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado (Avecal) y desarrollada por la consultora Grupo Innova ante empresarios del sector ha ahondado en la necesidad de mejorar los procesos de producción para ganar rentabilidad en tiempos de crisis. El consultor de Lean Manufacturing de Grupo Innova, Salva Ferrero, ha explicado la “necesidad de implementar sistemas Lean Manufacturing porque reducir pérdidas – lo que denominados desperdicios fruto del proceso productivo - y mejorar rentabilidad será fundamental para superar en el menor tiempo posible la situación que ha generado la pandemia del coronavirus”.

El directivo de Grupo Innova ha recordado a los participantes del webinar que la situación actual ha cambiado el “viejo esquema donde el coste era fijo y la rentabilidad dependía del precio final. Ahora la fuerza hay que ponerla a la inversa, lo que podemos modular son los costes con estrategias y planteamientos específicos. Para ello, el precio está más condicionado al nivel de competencia que es global, y donde tenemos menos margen y autonomía”, lo que justifica la necesidad de implementar sistemas de Lean Manufacturing.

Ferrero ha expuesto la necesidad de implantar esta metodología, que permite en industrias manufactureras como el calzado reducir los tiempos y los costes de producción. En un momento de “gran globalización de la competencia, esta situación es lo que puede permitirnos seguir o no en el mercado”.

Básicamente, Lean se resume en la eliminación de los procesos de fabricación, aquello que no confiere valor al producto, que el cliente no está dispuesto a pagarlo. Para Ferrero “no se trata de trabajar más rápido, sino de que el trabajo fluya mejor”. Uno de los elementos esenciales es atender el potencial de las personas de la organización. “Una forma de desperdicio muy común dentro de sectores manufactureros es no aprovechar el talento del trabajador, no contar con las personas, con su experiencia y con su potencial de seguir progresando con los sistemas de formación adecuados”, puntualiza el directivo.

Para ello, Ferrero ha comentado que son fundamentales establecer una estrategia, definir el proceso, apoyarse en la tecnología y la innovación, y confiar en la capacitación de las personas y los equipos. Como punto de partida es importante tener una buena serie de datos sobre rentabilidad de los trabajadores y las maquinarias. Desde este punto de partida, se puede comenzar a analizar los cambios necesarios para optimizar los recursos, reducir costes, tiempo y pérdidas contando con la organización de los equipos, y la motivación y preparación de las personas.