Tres personas han sido detenidas en la localidad de Elda acusadas de mantener un cultivo hidropónico de marihuana y de realizar un enganche ilegal de fluido eléctrico, dado que la instalación desmantelada contaba con un enganche fraudulento de electricidad.

En la operación policial han sido incautadas 276 plantas de marihuana.

Según ha informado la Policía Nacional este martes, la operación comenzó cuando los investigadores tuvieron conocimiento de la posible existencia de un domicilio ubicado en un polígono de la localidad de Elda, en cuyo interior se podría estar cultivando marihuana.

Tras diversas pesquisas practicadas, en un primer momento, los agentes comprobaron que efectivamente existía un enganche de forma fraudulenta a la red eléctrica de la zona.

También comprobar la existencia de cuatro focos situados en un patio exterior de la finca que podrían ser utilizados para alimentar de luz artificial a las plantas.

La operación, desarrollada por la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Elda, culminó con detención de los tres presuntos responsables de la plantación, dos menores de 16 y 17 años de edad y otro varón de 61 años.

En el registro practicado los agentes descubrieron una plantación clandestina compuesta por 276 plantas de marihuana, que contaba con un sofisticado sistema de cultivo con 38 focos y 41 transformadores, además de una carabina de aire comprimido y cerca de 1.000 euros en efectivo.