La concejalía de Medio Ambiente continúa con las acciones que está llevando a cabo dentro de la campaña “Disfruta de la calle. Respeta al vecindario”, que ya lanzó una imagen en la que se ve a una persona tapándose los oídos para representar el problema del ruido.

En esta ocasión la concejalía ha movilizado a un grupo de actores que realizarán una acción de marketing de calle con el objetivo de exagerar una situación, en tono de humor, para representar el problema que representa para muchos vecinos el ruido de las noches de terrazas y locales de ocio. Por eso, la concejala quiere que “todos tomemos conciencia porque se puede disfrutar del verano y de la calle sin por ello tener que molestar a quienes están en sus casas y prefieren dormir”.

Estas acciones de marketing urbano se desarrollarán en tres zonas: Gran Avenida y plaza Mayor, donde se concentra un buen número de establecimientos de hostelería, y la zona de la calle Pedrito Rico que acoge a locales de ocio nocturno.

La edil no ha querido desvelar más detalles de esta acción y ha indicado que “utilizar el humor para estas cosas nos va a permitir captar la atención de quienes utilizan la noche y que recuerden que deben moderar el tono de voz porque de lo contrario hay vecinos a los que podemos molestar”.

Calpena ha recordado que la campaña es informativa, ya que “nuestra intención no es sancionadora”, si bien ha recordado que existe una ordenanza que aplica sanciones incluso superiores a los 6.000 euros en los casos muy graves, en aquellos casos en los que la medición de la música de locales excede lo permitido. El año pasado se instruyeron dos sanciones muy graves.

Además, la edil ha informado a los vecinos que tengan molestias por el ruido de la música de los locales y determinadas actividades que se dirijan al departamento de Medio Ambiente y, en el caso de las noches o los días festivos, que lo hagan directamente a la Policía Local.

La nueva contrata de alumbrado público atiende 276 incidencias en cuatro meses

Por otro lado, la nueva empresa concesionaria del mantenimiento y conservación del alumbrado público ha atendido durante los cuatro primeros meses del servicio, de marzo a junio, un total de 276 incidencias.

El Ayuntamiento adjudicó por concurso público el contrato para la prestación de este servicio, con un montante de 165.289 euros anuales por un periodo de dos años prorrogables a otros dos.

De las casi trescientas acciones realizadas más de la mitad, concretamente 175, han sido por avisos relacionados con la sustitución de lámparas, luminarias o equipos. SE han atendido, además, 17 actuaciones motivadas por actos vandálicos y 15 por colisiones de vehículos o incidencia en farolas cuyo estado presentaba riesgo para los viandantes.

Los datos los ha ofrecido el concejal del área, Eduardo Vicente, quien ha señalado que también ha habido casos en los que se ha renovado por completo (luminarias y cableados) de zonas concretas como el parque d ella plaza de España e el barrio de Las 300.

El edil ha señalado que “diariamente se sigue trabajando en un servicio que necesita de una actuación prolongada en el tiempo debido a las condiciones en el que se encuentra” y ha recordado que en la población hay 8.220 luminarias y lámparas, más de siete mil soportes y 120 cuadros de mando eléctrico.

La empresa ha establecido dos turnos de trabajo, uno por la mañana y otro por la tarde, además de tener un dispositivo de guardia las 24 horas al día todos los días de la semana. Vicente ha recordado que la concesionaria presentó como mejoras para adjudicarse el servicio la sustitución de los cuadros eléctricos más deteriorados y se va a cambiar la iluminación del Jardín de la Música, que se encuentra de reformas de la Casa Grande, por tecnología LED.

Además, se están llevando a cabo labores de conservación general como el control del encendido y apagado del alumbrado público, la lectura de contadores de los equipos de medida tensión, la reposición de lámparas y luminarias, así como de báculos, columnas y brazos, etc.