A raíz de las noticias y comentarios referentes al derribo producido en las viviendas situadas en los número 37 y 39 de la Calle Padre Manjón, el Ayuntamiento de Elda aclara:

1. Que la elaboración del Catálogo de Bienes Inmuebles es independiente al Plan General de Ordenación Urbana, PGOU.

2. La categorización de la protección de las viviendas era baja ya que los únicos elementos que se incluían en la protección eran las fachadas.

3. Existen informes técnicos por parte de los arquitectos municipales que alertaban del riesgo de derrumbe inminente de las construcciones.

4. Dicho riesgo de derrumbre inminente obliga a proceder al derribo pese a la catalogación de la protección que, como se ha indicado, incluía exclusivamente la fachada.

5. El proyecto incluye la reconstrucción de los elementos protegidos, por lo que se procederá a la reconstrucción de la fachada. Además se respetará el estilo arquitectónico de las viviendas.

6. Las viviendas son de titularidad privada, por lo que el derribo se ha realizado por los propietarios, bajo las indicaciones de los técnicos municipales.