El pasado 4 de enero el PSOE de Elda denunciaba en redes sociales un ataque a su sede social, hoy la sede de EU ha amanecido igual.

El PSOE de Elda señalaba con estas imagenes el "Ataque a nuestra sede por parte de la ultra derecha. Son lo que son... intolerancia. ¡Que gran acción reivindicativa y que orgullosos estarán!"

No hay descripción de la foto disponible.

Desde EU en Elda emitían el siguiente comunicado:

Esta mañana hemos visto como nuestra sede de reuniones y trabajo ha amanecido empapelada con proclamas y panfletos de carácter xenófobas, machistas e intolerantes de un grupo que en nuestra ciudad han protagonizando ataques físicos, verbales y amenazas a quiénes ellos consideran “no apropiados”. Simplemente por el hecho de ser homosexual, inmigrante, defender la igualdad entre sexos o ser demócrata, te encuentras en el punto de mira de este colectivo.

No es la primera vez que hemos visto nuestra sede saboteada, ya nos ocurrió el pasado 1º de mayo, cuando quisimos salir a reivindicar unas mejores condiciones laborales para la clase trabajadora. También nuestros concejales han sido objeto de sabotajes a propiedades, amenazas y agresiones verbales. Otros compañeros e incluso un medio de comunicación local también han sufrido acciones de este tipo, que sospechamos parten del mismo grupo.

Entendemos que este último ataque se debe a la consecución de un gobierno en el Estado Español, del que somos partícipes, mediante la coalición de Unidas Podemos, e incluso formaremos parte del Consejo de Ministros. Esto solo evidencía que el mensaje que disfrazan de supuesta defensa de los españoles y españolas, poco tiene que ver con el respeto a las instituciones, a la ley y a la democracia, y quedan simplemente reflejados en un discurso que no aguanta un debate científico-académico sobre la raza, la igualdad de género o la historia de España.

No obstante, nada va a empañar nuestro orgullo y felicidad por la consecución del primer gobierno de coalición de la última etapa democrática. Pues, las posibilidades que se derivan del mismo para la resolución democrática de conflictos políticos y desigualdades que afectan a nuestro país están por encima del odio y la intolerancia, y ponen en el centro a la clase trabajadora y la mayoría social.