El alcalde de Elda, Rubén Alfaro, acompañado de la concejala de Bienestar Social, Alba García, ha visitado las instalaciones de la Asociación de Familiares de Enfermos Mentales de Elda, Petrer y Comarca (AFEM-EPC) para informar de la concesión de una subvención de 125.000 euros por parte de la la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana.

El regidor eldense, junto con la presidenta de AFEM-EPC, Julia Fernández, ha explicado que “esta subvención permitirá a la Asociación ofrecer servicios de centro de rehabilitación e integración social (CRIS) para personas con trastorno mental grave. Se trata, sin duda, de una muy buena noticia porque reconocer la labor que AFEM realiza en nuestra ciudad y en toda la comarca”.

Esta subvención de la Generalitat Valenciana, que viene a sumarse a las ofrecidas por otras Administración Públicas, como el Ayuntamiento de Elda y la Diputación, permitirá contar con 50 plazas, una cifra que supone prácticamente el total de las plazas concertadas para este tipo de servicio en la provincia de Alicante.

Rubén Alfaro ha afirmado que “con esta visita queremos poner de relieve la importantísima labor que se realiza en este centro para ofrecer una mejor asistencia, rehabilitación, reinserción psicosocial y laboral de las personas afectadas por un trastorno mental grave. Es este un espacio en el que las personas con enfermedades mentales graves pueden adquirir habilidades y compartir experiencias con otras personas que viven situaciones parecidas”.

El alcalde de Elda también ha destacado “el esfuerzo realizado durante estos meses de pandemia por el personal que trabaja y colabora en este centro. Como ustedes saben, el gobierno local apuesta por las personas, especialmente aquellas que más necesitan el apoyo y la ayuda del conjunto de la sociedad”.

Por su parte, Julia Fernández ha indicado que “es un recurso que viene a completar el mapa de recursos sociales orientados a la salud mental de la comarca. Llevamos desde 2016 realizando trámites para conseguirlo y todo el equipo está muy contento porque se materializan muchos años de trabajo, pero sobre todo porque nos da un respiro en la atención de las personas con un trastorno mental grave”.